España en la edición de 2019 del «Informe sobre la libertad de conciencia en el mundo» de la Federación Humanista Internacional

España es una monarquía constitucional con un parlamento bicameral. La población, de alrededor de 46 millones de personas, disfruta de garantías constitucionales de laicismo, aunque en la práctica existen privilegios religiosos, en particular para la Iglesia Católica.

Constitución y gobierno Educación y derechos de la infancia Familia, comunidad, sociedad, tribunales y cortes religiosas Libertad de expresión en defensa de los valores humanistas
Existe un privilegio religioso sistemático.
Financiación estatal de instituciones religiosas o mediante salarios, o a través de exenciones de impuestos discriminatorias.
Hay fondos estatales para al menos algunas escuelas religiosas.
Se otorga prominencia discriminatoria a cuerpos, tradiciones o líderes religiosos.
La crítica de la religión está restringida por ley o está vigente una ley de facto de «blasfemia».
Las escuelas financiadas por el Estado ofrecen instrucción religiosa o ideológica sin alternativa secular o humanista, pero es opcional.

Constitución y gobierno

La Constitución y otras leyes y políticas protegen la libertad de religión o de creencias, la libertad de expresión y la libertad de reunión y asociación. Estos derechos generalmente se respetan en la práctica, y no existe una religión estatal, aunque la Iglesia Católica Romana continúa recibiendo algunos privilegios que no están disponibles para otras religiones o grupos.

La Constitución establece la libertad religiosa y la libertad de culto para individuos y grupos. La Constitución también establece que «Ninguna confesión tendrá carácter estatal».

Sin embargo, la ley tributaria brinda a los contribuyentes la opción de asignar hasta el 0,7 por ciento de su impuesto sobre la renta a la Iglesia Católica o a una organización no gubernamental (ONG), pero no a otros grupos religiosos.

Como resultado de un acuerdo de 1979 con el Vaticano, las instituciones religiosas están exentas del pago del impuesto a la propiedad.

Educación y derechos de la infancia

El gobierno financia maestros para la enseñanza católica, islámica, protestante y judaica en las escuelas públicas cuando al menos 10 estudiantes lo solicitan. Los cursos no son obligatorios. Los estudiantes que eligen no tomar cursos de educación religiosa deben tomar un curso alternativo que cubra temas sociales, culturales y religiosos generales. Los grupos religiosos son responsables de seleccionar maestros para su religión particular. El Ministerio de Educación nacional o la entidad regional responsable de la educación certifica las credenciales de los docentes.

Familia, comunidad y sociedad

La secularización está avanzando rápidamente en algunas regiones. Alrededor del 30 % de los catalanes ahora profesan el ateísmo, en comparación con el 20 % del catolicismo romano. Según una encuesta realizada en 2016 por el Centro de Investigación Sociológica, el 19,4 por ciento de los encuestados se identificaron como «no creyentes» y un nueve por ciento adicional se declaró abiertamente «ateo». Con el 67,8 por ciento, el catolicismo romano tiene el grupo más grande de adherentes religiosos afiliados.

Expresión, defensa de los valores humanistas

La expresión de valores humanistas o seculares es generalmente respetada.

Hay algunas preocupaciones de que la Ley de Seguridad Pública (2015) establezca límites indebidos a la libertad de expresión y asociación por motivos de «orden público». Según esa ley, todas las protestas deben registrarse ante una autoridad local y los manifestantes tienen prohibido manifestarse cerca de los edificios del gobierno. La difusión de imágenes no autorizadas de la policía también puede conllevar una multa de hasta 30.000 euros.
Fuente

Ley de facto de «blasfemia»

Una ley de facto sobre la blasfemia todavía está en vigor y, a veces, se aplica. El artículo 525 del Código Civil español dice:

1. Incurrirán en la pena de multa de ocho a doce meses los que, para ofender los sentimientos de los miembros de una confesión religiosa, hagan públicamente, de palabra, por escrito o mediante cualquier tipo de documento, escarnio de sus dogmas, creencias, ritos o ceremonias, o vejen, también públicamente, a quienes los profesan o practican.

2. En las mismas penas incurrirán los que hagan públicamente escarnio, de palabra o por escrito, de quienes no profesan religión o creencia alguna.
Fuente

Fuente

Ha habido una serie de procesamientos bajo esta ley en los últimos años. La mayoría de estos casos han sido presentados por la Asociación Española de Abogados Cristianos y por una asociación legal católica, el Centro Legal Tomás Moro (ver «Casos destacados» a continuación).

Europa Laica, una organización que promueve el pluralismo y la libertad de conciencia, hace campaña contra el Artículo 525 y ha iniciado una petición para su derogación.

Fuente

Casos destacados

Tres mujeres, Rocío Ballesta, Antonia Ávalos y una tercera mujer que eligió el anonimato, fueron arrastradas a través de cinco años de procedimientos penales después de una marcha pacífica en 2014, acusadas de «crímenes contra los sentimientos religiosos», antes de que el caso finalmente fuera desestimado en octubre de 2019. El caso se remonta a 2014, cuando las acusadas llevaban un gran modelo de látex de una vulva humana durante una marcha sindical de trabajadores. El modelo, llamado «coño insumiso», fue una parodia de las efigies de los santos y la Virgen María, que todavía se llevan a cabo en desfiles religiosos en España. Las tres mujeres dijeron que marchaban en nombre de la «Anarcofradía del Santísimo Coño Insumiso y el Santo Entierro de los Derechos Sociolaborales». La razón inmediata para la protesta del «coño insumiso» fue «llamar la atención sobre su creencia de que la enseñanza de la Iglesia negaba los derechos fundamentales de las mujeres en un momento en que el gobierno planeaba introducir una ley restrictiva sobre el aborto».

El caso se retiró por primera vez en 2016 porque el tribunal determinó que los acusados ​​tenían derecho a la libertad de expresión representada por «proclamar públicamente que no se sigue una fe religiosa». Sin embargo, la Asociación de Abogados Cristianos interpuso una acción civil por «delitos contra el sentimiento religioso» y «burlarse de símbolos y dogmas católicos». Durante el segundo juicio, la acusada Ávalos dijo: «Sentimos que estamos siendo perseguidas y criminalizadas por defender los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres». Las activistas condenaron el nuevo juicio como un ataque a la libertad de expresión. Finalmente, desestimando el caso el 11 de octubre de 2019, el juez dijo que el objetivo del desfile no había sido ofender las sensibilidades religiosas sino «defender los derechos sociales, de los trabajadores y las feministas». Esto parece dejar la puerta abierta a otros casos en los que la «ofensa de sensibilidades religiosas» se considera parte de la intención.

Fuente
Fuente
Fuente

En julio de 2017, el actor español Willy Toledo escribió una publicación en Facebook para expresar su indignación después de que tres mujeres fueron acusadas de ofender los sentimientos religiosos al exhibir un gran modelo de vagina por las calles de Sevilla durante lo que se llamó la «Procesión del coño insumiso». La publicación de Facebook decía:

«Yo me cago en Dios y me sobra mierda para cagarme en el dogma de la santidad y virginidad de la Virgen María. Este país es una vergüenza insoportable. Me puede el asco. Iros a la mierda. Viva el coño insumiso»

Fuente

La Asociación Española de Abogados Cristianos presentó una denuncia contra Toledo. En mayo de 2018, en lugar de comparecer ante el tribunal, el actor convocó una conferencia de prensa en la que declaró que no había cometido ningún delito y, por lo tanto, no se presentaría ante un juez. En septiembre de 2018, el Tribunal de Madrid emitió una orden de arresto contra Toledo después de que dos veces no compareció y testificó en el tribunal.

Fuente

Fuente

En 2004, el cantante español Javier Krahe fue acusado de blasfemia basándose en un cortometraje filmado en 1978, donde el artista supuestamente mostró cómo cocinar un Cristo crucificado. El caso estuvo abierto durante ocho años y en 2012, después de múltiples intentos por parte del Centro Legal Tomás Moro de procesarlo, el juez dictaminó que el acusado no tenía intención de humillar las creencias religiosas y Krahe fue absuelto.

Fuente

Durante su obra «La Revelación», el comediante Leo Bassi se vistió como el Papa en un intento de condenar el fanatismo religioso y el oscurantismo. El Centro Legal Tomás Moro acusó a Bassi de violar el Artículo 525. Sin embargo, el tribunal concluyó en 2015 que creer aparentemente en una religión y manifestarlo públicamente (incluso en la forma de sátira elegida por Bassi) está protegido bajo la libertad de expresión. Bassi también recibió múltiples amenazas de muerte y el 1 de marzo de 2015, durante uno de los espectáculos del comediante, se colocó un dispositivo explosivo casero debajo de una silla de teatro (por suerte, la bomba se incendió pero no explotó).

Fuente

PDF del documento original en inglés

Acceso a los informes de todos los países

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...