Eslovenia vota mañana sobre ley de matrimonio homosexual, a la que se opone el papa Francisco

Eslovenia celebra mañana un referendo vinculante sobre la ley aprobada el pasado marzo que equiparó los derechos de las parejas homosexuales con las heterosexuales, incluido el matrimonio y la adopción de niños, y que grupos católicos quieren anular mediante esta consulta.

«¿Está usted a favor de que entre en vigor la ley sobre enmiendas y complementos de la ley del matrimonio y familia, que el Parlamentó aprobó el 3 de marzo de 2015?» es la pregunta que deben responder mañana los eslovenos.

Una encuesta reciente del diario «Delo» muestra una leve ventaja del NO frente al SÍ, 47 contra 45 %, entre los eslovenos que tienen intención de acudir a votar.

Según la legislación vigente, la ley puede ser anulada si el NO tiene la mayoría simple de los votos y es apoyado al menos por el 20 % de los 1,7 millones de electores eslovenos.

Una encuesta de la televisión pública prevé que un 45 % del censo electoral acuda mañana a votar.

Aunque los estudios sociológicos indican que la mayoría de los eslovenos aprueban el matrimonio homosexual, se prevé que haya más participación entre quienes se oponen.

En caso de anulación, Eslovenia sería uno de los primeros países que aprueba una ley de igualdad de derechos de los homosexuales para luego revocarla.

La reforma legal fue aprobada en marzo y convirtió a Eslovenia en el primer país de Europa del Este y el primero del antiguo bloque comunista en igualar los derechos de homosexuales y heterosexuales.

Tras aprobarse la ley, asociaciones conservadoras reunieron en un tiempo récord las 40.000 firmas necesarias para convocar una consulta, una posibilidad que rechazó el Parlamento argumentando que ese referendo sería homófobo y podría llevar a la discriminación por cuestiones de orientación sexual.

Posteriormente, el Tribunal Constitucional anuló esa resolución del Parlamento y abrió la puerta a la celebración de la consulta.

Los opositores al matrimonio homosexual están apoyados por la Iglesia católica croata y por el papa Francisco e insisten en que sólo pretenden «la protección de la familia» y rechazan especialmente el derecho de adopción para homosexuales.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...