Eslovaquia vota la prohibición del matrimonio homosexual con el apoyo del Papa y la Iglesia

La Iglesia y el Papa apoyan la iniciativa «en defensa de la familia tradicional»

Cerca de 4,2 millones de eslovacos están llamados a las urnas este sábado para votar en referéndum la prohibición del matrimonio homosexual, la adopción para parejas del mismo sexo y en defensa de «la familia tradicional». La consulta, promovida por la formación Alianza por la Familia (AZR), debe contar con la participación de la mitad del censo -algo de más de dos millones de votantes- para que sea válida.

La votación ha transcurido con normalidad, si bien la oficina del presidente ha transmitido su malestar por el uso de la imagen del jefe de Estado durante la campaña sin su consentimiento, según recoge el diario SME.

País conservador y cristiano

Eslovaquia no tiene regulada la convivencia de personas del mismo sexo, y su Constitución recoge explícitamente desde el pasado mes de octubre que el matrimonio es una unión entre hombre y mujer. El referéndum cuenta con el apoyo de la Iglesia Católica y el papa Francisco ha permitido que su foto aparezca en la campaña de la AZR, que aspira a reforzar sus valores conservadores en un país con el 70% de población cristiana.

La petición del referéndum fue lanzada hace un año y logró reunir 420.000 firmas, casi un 8% de la población. Según encuestas previas, la mayoría de la población es favorable a excluir a los homosexuales del matrimonio, así como de prohibir las adopciones a parejas del mismo sexo.

Para el colectivo gay, es una votación «desafortunada e injusta», según ha indicado Romana Schlesiger, directora de una consultora dedicada a asesorar al colectivo de homosexulaes, bisexuales y transexuales.

Hasta un 52 % de los homosexuales y transexuales eslovacos están discriminados debido a su orientación sexual, según un estudio de la Agencia Europea de los Derechos Fundamentales, con sede en Viena.

Tres años de validez

De tener validez, el resultado estará vigente tres años hasta su eventual incorporación en la Constitución.Los resultados del plebiscito solo podrán ser revocados por una mayoría de 2/3 del Consejo Nacional, el Parlamento unicameral eslovaco.

Desde el nacimiento del país el 1 de enero de 1993, solo uno de los referendos celebrados, el que ratificó la adhesión a la Unión Europea, logró el quórum necesario.

Una mujer deposita su voto en una urna en Bratislava.

Una mujer deposita su voto en una urna en Bratislava.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...