Escuela Laica de Valladolid denuncia que el Colegio Público Macías Picavea recomiende un colegio del Opus

EL COLEGIO PÚBLICO MACÍAS PICAVEA REPARTE HOJAS ANIMANDO A MATRICULARSE EN EL CENTRO “ALCAZARÉN”, CENTRO CONCERTADO DEL OPUS Y SEXISTA (SOLAMENTE ADMITE NIÑAS)

Esta es la octavilla que los alumnos del colegio público Macías Picavea de Valladolid (al menos los de Sexto curso, que son los que acaban Educación Primaria y han de elegir Instituto para el próximo curso) han recibido en el colegio.

La Asociación Cultural Escuela Laica de Valladolid (ACEL) desea denunciar estos hechos, por considerar que constituyen una grave irregularidad en al menos las siguientes cuestiones:

  • Un centro escolar público no debería realizar publicidad de otro privado concertado, y mucho menos cuando no pertenece a su área de influencia.

  • Se fomenta desde un centro público un determinado centro educativo privado muy marcado ideológicamente, confundiendo nuevamente los mensajes lanzados en los centros públicos con los intereses personales de la dirección.

  • Un centro sexista vulnera toda la legislación y convenios en materia de igualdad, incluida la propia Constitución, y así está previsto en el artículo 16 del Anteproyecto de Ley para Igualdad de Trato y la No Discriminación, que indica que “las administraciones educativas garantizarán la ausencia de cualquier forma de discriminación por razón de las causas previstas en esta Ley, y en todo caso, en los criterios y prácticas sobre admisión y permanencia en el uso y disfrute de los servicios educativos, con independencia de la titularidad de los centros que los imparten”. “En ningún caso los centros educativos que excluyan del ingreso en los mismos a grupos o personas individuales por razón de alguna de las causas establecidas en esta Ley (nacimiento, origen racial o étnico, sexo, religión, convicción u opinión, edad, discapacidad, orientación o identidad sexual, enfermedad, lengua o cualquier otra condición o circunstancia personal o social), podrán acogerse a cualquier forma de financiación pública”.

En la propia página web del Colegio Alcazarén pueden leerse las siguientes definiciones:

¿QUIENES SOMOS? Alcazarén es una obra de apostolado corporativo del Opus Dei, Prelatura de la Iglesia Católica, que promueve la santificación del cristiano por medio del trabajo ordinario bien hecho. Somos un centro educativo que, además de dar una educación de calidad, promueve la fe católica y los valores cristianos dentro de un clima de total respeto a la libertad de los padres y alumnos.

PROYECTO EDUCATIVO: Todo el proyecto educativo está inspirado en una concepción cristiana del hombre y de la vida. Uno de los puntos clave es ofrecer una formación completa, según una concepción cristiana del hombre y de la vida.

ALUMNAS: Algunas de las actividades que se desarrollan para las alumnas, con carácter voluntario: – Convivencias: días para favorecer el trato entre profesoras, alumnas y de las alumnas entre sí. […]. Permitirán una formación humana y cristiana más intensa. – Cursos de retiro y Jornadas de reflesión (sic): días de reflexión para la mejora personal y espiritual.

¿Puede promover esto un centro público como el CEIP Macías Picavea? ¿Ni la Dirección Provincial ni la Consejería de Educación sabían nada? Una vez conocido, ¿qué medidas piensan tomar?

En el CEIP Macías Picavea llueve sobre mojado, tras la larga polémica por la presencia de crucifijos en las aulas, en la que todas las instancias judiciales dieron la razón a los padres frente al empecinamiento de la directora del centro, que perpetuó el problema durante años.

Una directora que jalona su andadura al frente del Macías Picavea con continuos enfrentamientos con todos los estamentos de la comunidad escolar (alumnos, padres y profesores), enfrentamientos que propiciaron entre otros episodios la salida del centro de la mitad de los alumnos de 5º curso el pasado año; la salida de una profesora al comienzo de este curso; que en muchas ocasiones la propia administración educativa haya tenido que conminarla a firmar documentos que de forma caprichosa se negaba a tramitar, y un largo etcétera de hechos que demuestran que ha tomado el centro como su cortijo privado, y que ha provocado que el AMPA haya denunciado “la incompetencia que afecta de lleno a la educación de nuestros hijos, por la que muchos sentimos que perdemos oportunidades que tendríamos en otros centros.”

Por todo ello, este último (por ahora) episodio en sí mismo es causa suficiente para que la directora sea destituida de su cargo, y en todo caso constituye la gota que ha colmado el vaso para actuar en la forma señalada. Si la administración educativa no toma algún tipo de medida se estará convirtiendo en cómplice de una situación irregular, tipificada en el Régimen Disciplinario de los Docentes como faltas graves (abuso de autoridad en el ejercicio del cargo) y muy graves (actuación que suponga discriminación por razón de raza, sexo, religión, lengua, opinión, lugar de nacimiento, vecindad, o cualquier otra circunstancia personal o social).

Archivos de imagen relacionados

  • colegio opus
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...