«Esconderse tras una cortina no es una elección personal»

La vicepresidenta de la Generalitat catalana, Joana Ortega, se opone firmemente al uso del burka, al que considera una «imposición» sobre la mujer

La vicepresidenta de la Generalitat catalana, Joana Ortega, ha manifestado su firme oposición al uso del burka, comparándolo con una cortina tras la que se esconde una mujer obligada.

"Esconderse tras una cortina no puede ser una elección personal de ninguna persona", sino una imposición", ha sostenido la consellera en declaraciones a los periodistas en una visita al Ayuntamiento de Sabadell.

Para Ortega la imposición del burka no puede estar justificada en una religión, ya que va en contra de los Derechos Humanos.

Asimismo, ha reiterado su crítica a la actual Ley de Centros de Culto y y ha incidido en la intención de la Generalitat de modificarla para eliminar la obligatoriedad que tienen los ayuntamintos de reservar espacio para centros de culto. Ortega ha calificado esta ley de intervencionista, asegurando que limita la autonomía municipal.

Suelo para centros de culto

La remodelación de la ley tiene por objetivo facilitar la aprobación de los planes de ordenación urbanística municipal de los municipios que los estén tramitando ya que a juicio de la vicepresidenta, el hecho de que todos los ayuntamientos tengan que destinar suelo específico para centros de culto "puede ser que merme sus posibilidades". La vicepresidenta se ha mostrado esperanzada en que el mismo consenso que ya existe entre los municipios se dé en el Parlament a la hora de votar la nueva ley.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...