Es forzoso apuntalar la separación Iglesia-Estado, dicen catedráticos

Cada vez mayor, el interés de religiosos por participar en política

Especialistas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) alertaron sobre la necesidad de fortalecer la separación Iglesia-Estado ante lo que calificaron de proceso de abdicación de los valores de la secularidad frente a una creciente presión de las iglesias por participar en la vida política del país.

Diego Valadés, catedrático del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la máxima casa de estudios, afirmó que en México se vive un retroceso en la defensa de los principios de un Estado laico. Se corre el riesgo de enfrentar nuevamente a una Iglesia desbordada y ensoberbecida, advirtió.

En el contexto de contienda electoral, dijo, advierto con preocupación que los partidos han adoptado una posición pragmática. Pareciera que para no sacrificar votos sacrifican sus principios. Hasta el momento no ha habido ni una expresión de defensa de los principios del Estado secular.

En entrevista, luego de participar en el seminario permanente El Estado laico y los derechos humanos en México: 1810-2010, convocado por la UNAM, el Colegio de Abogados de México y la Secretaría de Hacienda, alertó que en el escenario político nacional la mayoría de los partidos quieren acogerse de alguna manera a la simpatía que les pueda expresar la curia mexicana, o por lo menos no quieren exponerse a su ira, pues hasta el momento también se ha visto que es intocable.

Por su parte, Francisco Piñón, de la Universidad Autónoma Metropolitana, y Jorge Adame, catedrático del IIJ de la UNAM, subrayaron que, desde su origen, el cristianismo mantuvo la separación Iglesia-Estado como elemento para dividir la esfera de lo personal e individual, de lo público y colectivo, donde el Estado tiene un papel preponderante.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...