Erdogan respalda transformar la antigua basílica de Santa Sofía en Estambul de museo en mezquita

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, ha prometido este domingo modificar el estatus de la antigua basílica de Santa Sofía en Estambul, actualmente un museo, para convertirla en mezquita, respaldando así una exigencia del sector nacional-islamista turco.

«Esto no es algo imposible; es más, nuestra posición es que no la pondremos como museo sino como Mezquita de Santa Sofía», respondió Erdogan, durante una emisión conjunta de las cadenas de televisión TGRT y Beyaz TV, a la pregunta de si el monumento bizantino podría ser de entrada gratuita.

La basílica bizantina, construida en el siglo VI y convertida en mezquita tras la conquista otomana de Constantinopla en 1453, pasó a ser museo, sin uso para cultos, en 1935 y cuesta actualmente 60 liras (unos 10 euros) de entrada.

Desde hace varios años, grupos nacional-islamistas han realizado rezos frente al edificio para exigir su reconversión en mezquita y desde 2013 se utilizan sus minaretes para la llamada a la oración.

En un proceso similar, la antigua iglesia de Santa Sofía en la ciudad de Trabzon, en la costa del Mar Negro, también declarada museo tras el establecimiento de la República turca, fue convertida parcialmente en mezquita en 2013, aunque un juicio al respecto sigue en curso.

Desde la llegada al poder de Erdogan, en 2003, las actividades ligadas al Islam dentro de Santa Sofía se multiplicaron, con sesiones de lectura de versículos del Corán o oraciones colectivas en el adro del monumento.

La vecina Grecia, que sigue de cerca el estado del patrimonio bizantino en Turquía, ha expresado en varias ocasiones su preocupación por las iniciativas encaminadas a volver a cuestionar el estatuto de Santa Sofía.

«No lograrán hacer de Estambul una Constantinopla», reaccionó el lunes el jefe de Estado turco.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...