Episcopado celebra reforma religiosa

Los inconformes argumentan que esas reformas ocultan intenciones atentatorias contra el estado laico

La Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) consideró como un acto de justicia el que se hayan aprobado en comisiones del Senado los cambios legales a los artículos 24 y 40, que tienen que ver con laicidad y libertad religiosa.

Aunque aún falta que se discutan en el pleno senatorial y se vote por su aprobación o rechazo, de resultar lo primero representará un cambio revolucionario con el que se reconocerán los derechos humanos universales, uno de los cuales: el de libertad religiosa, no está clarificado en la Constitución mexicana, pero lo estará si los legisladores se pronuncian mayoritariamente como sucedió en la Cámara de Diputados.

Este miércoles se aprobó en comisiones en medio de reclamos y críticas de integrantes de organizaciones civiles y religiosas como de la Luz del Mundo la reforma al artículo 24 constitucional, con lo cual se establecería que "toda persona tiene derecho a la libertad de convicciones éticas, de conciencia y de religión, y a tener y adoptar en su caso la de su agrado".

Antes se avaló también en comisiones legislativas cambiar el artículo 40 de la Carta Magna, que de aprobarse en pleno, quedaría: "Es voluntad del pueblo mexicano constituirse en una República representativa, democrática, laica, federal, compuesta de Estados Libres y soberanos en todo lo concerniente a su régimen interior, pero unidos en la federación establecida según lo principios de esta ley fundamental".

Los inconformes argumentan que esas reformas ocultan intenciones atentatorias contra el estado laico mediante posteriores reformas que pretenden, entre otras concesiones, impartir educación religiosa en las escuelas públicas y otras ventajas para la religión mayoritaria en México, acciones que afectarían las relaciones iglesias-Estado.

Para Leonardo Vega Rangel, presidente del Foro Cívico México Laico, la reforma al artículo 24 hará necesaria la reforma a otros artículos constitucionales, tales como el artículo 3, en virtud de que se pretende, en el fondo de la reforma que sea el Estado quien imparta educación religiosa en las escuelas públicas, entre otras prebendas.

Por su parte, el reverendo Adoniram Gaxiola, de la Luz del Mundo, advirtió de los peligros que representan para el buen desarrollo de nuestro país que se efectúe una reforma que representa un retroceso.

El evangélico dirigente de Confraternice, Arturo Farela, ha sostenido que estas modificaciones están contaminadas "por el indeseable efecto coyuntural de la visita del jerarca de la Iglesia católica romana a nuestro país (Benedicto XVI). El centro del debate no está enfocado en la necesidad de respetar los derechos universales, sino en que esas necesarias reformas e impostergables se realicen como un acto de condescendencia al ministro de culto Joseph Ratzinger".

Manuel Corral, encargado de Relaciones Públicas de la Conferencia del Episcopado Mexicano, sostuvo que quienes se pronunciaron en contra este miércoles en el Senado mientras se avalaban los cambios en comisiones, mostraron ignorancia y sus argumentos se basan en supuestos.

De quienes dicen que la discusión al interior del Senado se hace por la próxima visita del Papa del 23 al 26 de marzo, Corral sostuvo que es una postura muy ligera y con pocos argumentos.

Senado México

Archivos de imagen relacionados

  • Senado MEX
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...