Encuentran 800 esqueletos de bebés en un antiguo convento de Irlanda

Los pequeños vivían en la casa de monjas de Tuam hasta 1961. La mayoría eran bebes que murieron por diversas enfermedades.

La Iglesia Católica en Irlanda está enfrentando nuevas acusaciones de negligencia infantil después que una investigadora encontró registros de 796 niños pequeños que fueron enterrados en una fosa común junto a un orfanato para hijos de madres solteras.

La investigadora, Catherine Corless, dijo que su descubrimiento de registros de niños fallecidos en la casa manejada por monjas católicas en Tuam, condado de Galway, indica que un antiguo pozo séptico lleno de huesos es el último lugar de descanso de la mayoría de esos niños, o de todos.

Líderes eclesiásticos en Galway, en el occidente de Irlanda, dijeron que no estaban enterados de que tantos niños que murieron en el orfanato habían sido sepultados ahí, y señalaron que apoyarán los esfuerzos locales para marcar el lugar con una placa que incluya a todos los niños.

Registros de defunción del condado de Galway mostraron que los niños, en su mayoría bebes y pequeños que comenzaban a caminar, fallecieron de diversas enfermedades en el orfanato durante los 35 años que funcionó, desde 1926 a 1961. El edificio, que antes había sido un asilo de adultos sin hogar, fue demolido hace décadas para construir casas nuevas.

Una inspección gubernamental de 1944 registró evidencia de desnutrición entre algunos de los 271 niños que vivían entonces en el orfanato de Tuam, junto con 61 madres solteras. Los registros de defunción citan como causa de enfermedad, epidemias, deformidades y nacimientos prematuros. Esto reflejaría una Irlanda que, en la primera mitad del siglo XX, tenía uno de los peores índices de mortalidad infantil en Europa, con abundante presencia de tuberculosis.

Ancianos de la región recuerdan que los niños asistían a una escuela local, pero eran separados de otros alumnos, hasta que eran adoptados o colocados -alrededor de los 7 u 8 años de edad- en escuelas industriales operadas por la Iglesia. En esas escuelas no recibían pago alguno, pero sí eran maltratados. En apego a la enseñanza católica, a esos niños nacidos fuera de matrimonio se les negaba el bautismo.

Está bastante documentado que en la Irlanda de la primera mitad del siglo XX, los orfanatos y asilos operados por la Iglesia frecuentemente sepultaban a sus muertos en tumbas sin marca y en terrenos no consagrados, reflejando cómo las madres solteras, catalogadas como 'mujeres caídas' en la cultura de la época, eran normalmente excluidas por la sociedad e incluso por sus propias familias.

orfanato Tuam Irlanda

El orfanato de Tuam, en Irlanda, acogía a los hijos de madres solteras que no eran aceptados por sus familias.

 

Encuentran 800 esqueletos de bebés en un antiguo convento de Irlanda

Agencia France Press. El Mundo

Alrededor de 800 esqueletos de recién nacidos han sido descubiertos en un depósito de cemento, junto a un antiguo convento católico, en la ciudad irlandesa de Tuam, que entre 1925 y 1961 acogió a mujeres solteras embarazadas.

"Una persona me habló de la existencia de un cementerio de recién nacidos, pero lo que encontré allí fue mucho más que eso", ha explicado la historiadora Cartherine Corless sobre el descubrimiento.

Corless estaba investigando los archivos del antiguo convento de Tuam, hoy convertido en una urbanización, cuando descubrió que 796 niños habían sido enterrados cerca del complejo sin ataúd ni lápida.

Los recién nacidos eran enterrados de forma secreta por las monjas del Convento de Bon Secours.

Se desconocen los motivos de las muertes de los pequeños pero todo apunta a que pudo deberse a la neumonía, la malnutrición, la tuberculosis o al maltrato.

William Joseph Dolan, pariente de un niño que vivió en esta institución, ha denunciado lo hechos con la intención de que se aclaren los hechos ocurridos entonces.

Además, se ha lanzado una campaña de recogida de fondos en la localidad para construir un memorial en recuerdo de los pequeños fallecidos en el convento.

Este descubrimiento recuerda a otro escándalo donde se vieron involucradas madres solteras. Entre 1922 y 1996, más de 10.000 mujeres trabajaron de forma gratuita en lavanderías explotadas comercialmente por monjas católicas en Irlanda.

Las jóvenes, conocidas como las hermanas de Magdalena, eran principalmente chicas que se quedaban embarazadas fuera del matrimonio o cuyo comportamiento era considerado inmoral en un país de fuerte tradición católica.

Convento de Bon Secours Irlanda

Convento de Bon Secours

 

Archivos de imagen relacionados

  • orfanato Tuam Irlanda
  • Convento de Bon Secours Irlanda
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...