Encubre Iglesia violación a derechos humanos, acusa Aidé García

Al guardar silencio, la Iglesia católica avala la violación de los derechos humanos que se cometan contra sus propios fieles, como el caso de las 900 mujeres esclavizadas dentro de la orden Regnum Christi, creada por Marcial Maciel, fundador de los Legionarios de Cristo, acusó Aidé García Hernández, coordinadora del área de Relaciones Interinstitucionales de la organización Católicas por el Derecho a Decidir.

En entrevista con El Sol de México, la representante de mujeres católicas describe como "grave" la posición de la Iglesia frente a esos crímenes de lesa humanidad.    

Es muy doloroso -añade- que El Vaticano actúe con impunidad ante esos casos.  "Ese silencio muestra que la Iglesia católica sigue encubriendo toda violación de los derechos humanos que se practique al interior de la institución".

Señala que el Estado ha sido aliado y cómplice de la Iglesia católica en estas violaciones y crímenes que se han cometido dentro de la institución clerical. Es evidente -recalca- el poder político que tiene la Iglesia católica ante los poderes del Estado.

 La coordinadora del área de Relaciones Interinstitucionales exige a la Secretaría de Gobernación y a la Procuraduría General de la República que atraiga el caso de la orden Regnum Christi y lo investigue.

Sobre las denuncias que presentarán en los próximos días los padres de las chicas víctimas de esclavitud, García Hernández, a nombre de su organización, ofreció su apoyo y solidaridad contra la atrocidad que se ha cometido contra las niñas y jóvenes por los Legionarios de Cristo.

"Me parece inaudito que la Iglesia pueda seguir tomando esa actitud. Lo que esperamos como feligresía católica es que la Iglesia se pronuncie en contra de estas violaciones. Nos sumamos a la exigencia de que las autoridades civiles y eclesiales investiguen y se castiguen a los responsables", manifestó.

 Nosotros esperamos que en esta medida la Iglesia católica ya tome otra actitud, y no sólo reconozca la existencia de cientas de víctimas de abusos sexuales, sino también violación de derechos humanos. Es la oportunidad que tienen para reparar el daño a las víctimas y demostrar que hay interés en refundar a la orden.

 En el caso de Los Legionarios de Cristo, destaca que no hay voluntad para revisar de manera exhaustiva su institución. Lo preocupante -precisa- es que ellos no han hecho caso a todas las demandas y acusaciones que se han dado en todos estos años por las víctimas de abuso sexual.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...