Encierros masivos en Valencia contra EpC en inglés

Acusan a Camps de boicotear la enseñanza pública

Sorprendentemente, ayer por la noche los institutos de secundaria valencianos estaban llenos. Padres, alumnos, profesores y sindicatos acudieron masivamente a los centros, protestando con encierros nocturnos por la impartición en inglés de Educación por la Ciudadanía. Una iniciativa original y respaldada por el 80% de los colegios que pretende denunciar “una normativa absurda que vulnera el derecho del alumnado a cursar las asignaturas curriculares en las lenguas oficiales y que interfiere en la libertad de cátedra y en la autonomía de los centros”.

“La protesta no es sólo porque la asignatura no se da en cualquiera de las lenguas oficiales; nos estamos movilizando porque el sistema educativo valenciano es caótico”. Miguel Ángel Vera, representante de la Federación de Enseñanza de Comisiones Obreras, ha resumido de este modo algunos motivos de los encierros de anoche. Ochenta de cada cien centros de secundaria protestaron de este modo contra la versión inglesa de Educación por la Ciudadanía, es decir, 288 de los 360 colegios se movilizaron contra la invención del Gobierno del presidente Francisco Camps para boicotear la asignatura, informa Levante EMV. Las congregaciones incluyeron la lectura de los Manifiestos sobre los retos de la enseñanza pública que cada colegio elaboró especialmente para la ocasión.

Los centros, en pie de guerra
“Defendemos la enseñanza pública, el respeto a la profesión docente y el retorno a la sensatez y el sentido de la conselleria de Educación”, clamaban en el IES Rascanya-Antonio Cañuelo. Más larga era la explicación de la Asamblea de profesores del Patacona de Alboraia: “Nuestra protesta denuncia una normativa absurda que vulnera el derecho del alumnado a cursar las asignaturas curriculares en las dos lenguas oficiales –valenciano y castellano- y que interfiere en la libertad de cátedra, en nuestra profesionalidad, y en la autonomía de los centros”.

Padres y alumnos se suman
“Al igual que los profesores se preocupan de educar a nuestros hijos, nosotros debemos apoyarles. La medida de la conselleria solo sirve para fomentar la enseñanza privada”, señalaron desde la Asociación de padres de Familia. Los estudiantes, por su parte, se han mostrado críticos con la Generalitat y preocupados por no entender las clases tal como se están impartiendo. Miguel Tabuenca, un estudiante de ESO, ha denunciado en un discurso lo que considera las verdaderas intenciones del gabinete de Camps: que “los alumnos no se enteren de los contenidos que ellos desaprueban”.

La conselleria insiste
El martes pasado, la propia Conselleria –en manos de Alejandro Font de Mora- se vio obligada a aclarar ante el Tribunal Superior de Justicia sus “instrucciones” para dar la clase, insistiendo en que ésta se daría en inglés. Una decisión que no satisface al profesorado: los docentes de inglés no quieren ser traductores, y los de filosofía se resisten a actuar como apuntadores. “Si no nos enteramos en castellano, ¿como lo vamos a hacer en inglés?”, preguntan a su vez los estudiantes.

Hoy, más reivindicaciones
Hoy mismo proseguirán las movilizaciones: esta tarde a las siete, una cadena humana rodeará el Palau del Gobierno. También hoy el grupo socialista preguntará al presidente Camps en el Pleno si cree que es “útil” mantener la versión inglesa y presentará una moción para impartir la clase en las lenguas oficiales. Los sindicatos de profesores, que ya han tomado medidas como autoinculparse de desobediencia a la Generalitat, han amenazado con convocar una huelga el próximo mes.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...