En Santa Fe (Argetnina), diputados elaboraron dos proyectos para legislar sobre muerte digna

Las iniciativas apuntan a que las personas expresen por anticipado cuáles son los tratamientos o prácticas médicas que no quieren que se les realicen para sobrevivir. Ambos están en Diputados

El debate sobre la eutanasia volvió a tener un nuevo capítulo luego DE que la madre de una niña de 2 años reclamó a legisladores nacionales la sanción de una ley que autorice el retiro del soporte vital y permita una muerte digna a su hija, quien permanece en estado vegetativo desde su nacimiento, internada en un centro de salud de la ciudad de Buenos Aires.

La legislación sobre el tema es escasa en el país. Sólo en las provincias de Neuquén y Río Negro existen normas sobre muerte digna y a nivel nacional las iniciativas duermen en los cajones de las comisiones.

Algo similar sucede en Santa Fe. En la Cámara de Diputados existen dos proyectos que se encuentran en la comisión de Asuntos Constitucionales y Legislación General. Uno pertenece a Hugo Marcucci (FPCS-UCR) y el otro a Alicia Gutiérrez (FPCS-SI).

En diálogo con Diario UNO, Gutiérrez explicó en qué consiste su iniciativa: “El proyecto de Voluntades Anticipadas se basa en la posibilidad de que la persona –en el caso de los menores deben ser los padres– puede ir ante el Ministerio de Salud y declarar qué son las cosas que no quiere que se hagan para sobrevivir en caso de que tenga un accidente o algún evento de salud que esté cercano a la muerte.

“Por ejemplo –especificó–, resucitación, traqueotomía, etcétera. Eso se dejaría establecido en un documento de voluntades anticipadas y esos documentos deberían ser consultados obligatoriamente por los profesionales al momento de atender a una persona en condiciones en que corre riesgo su vida. Este proyecto está en la comisión de Constitucionales junto a otro que corresponde al diputado Hugo Marcucci, que en lugar de delegarlo en el Ministerio de Salud, lo hace en un documento de escritura pública”.

Luego la legisladora dijo: “Yo pongo el acento en el tema del resguardo de la persona para evitar que se realicen sobre su cuerpo maniobras para prolongarle la vida. Para eso la persona debe adelantarse expresando cuáles son las maniobras o acciones médicas que no está dispuesta a soportar en casos límites. Esto se tiene que hacer con anticipación, no una vez producido el hecho”.

Al ser consultada sobre el caso de Selva Herbón, quien pidió una muerte digna para su beba de dos años que nació muerta y luego de una resucitación quedó con muerte cerebral, la diputada provincial expresó: “Es un tema muy personal que toca la ética médica, pero también los principios éticos y religiosos de cada persona. Yo creo que debe primar la voluntad establecida previamente por el paciente y por eso presenté ese proyecto”.

El proyecto de Gutiérrez fue presentado hace tres años y en la primera ocasión perdió estado parlamentario porque no fue tratado durante dos años. La legisladora volvió a presentarlo hace un año y actualmente se encuentra en la comisión de Asuntos Constitucionales.

—¿Por qué cree que no se debate su proyecto?

—Porque hay muchos tabúes, con todo lo que tiene que ver con la muerte. Hay temas que lindan lo religioso y muchas veces son algunos sectores ligados a la Iglesia los que ponen obstáculos o directamente diputados pertenecientes a sectores religiosos que oponen algún tipo de resistencia para poder discutir estos temas.

—¿Usted cree que esta vez su proyecto será debatido en la Cámara baja?

—Creo que sí, que hay todo un avance en las cámaras, en la opinión de la ciudadanía. Porque cada vez que se debaten estos temas hay como una aceptación a esto. Lo mismo sucede con respecto a los cuidados paliativos, los cuidados que debe recibir una persona que está cercana a la muerte; cómo se debe tratarla, cómo se debe cuidarla, cómo receptarla en su domicilio junto a su familia, pero con un acompañamiento terapéutico con psicólogos que acompañen en ese momento.

Neuquén y Río Negro
La ley rionegrina (2008) establece que “toda persona que padezca una enfermedad irreversible en estado terminal tiene derecho a manifestar su rechazo a los procedimientos quirúrgicos, de hidratación, de alimentación y de reanimación artificial cuando éstos sean desproporcionados a las perspectivas de mejoría y produzcan dolor y sufrimiento”, dice la ley provincial.

De igual manera, en Neuquén en 2008 se aprobó una ley provincial a favor de la muerte digna, que en su artículo 4 dice que “considerando que al respeto por la vida corresponde el respeto por la muerte, los pacientes tienen derecho a decidir en forma previa, libre y fehaciente, la voluntad de no prolongar artificialmente su vida a través de medios extraordinarios y/o desproporcionados”.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...