En Salta (Argentina), tras el fallo de la Corte, ya se da la religión fuera del horario lectivo

La ministra Analía Berruezo ingresaba ayer a la sala de Diputados para presentar su informe de gestión. Javier Corbalán

En las escuelas primarias públicas ya se dicta educación religiosa a contraturno, de acuerdo al fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación que prohibió que esta materia se imparta como parte de la currícula, señaló ayer la ministra de Educación, Ciencia y Tecnología, Analía Berruezo. La funcionaria no especificó la cantidad de alumnos que asisten a estas clases y dijo que las instituciones siguen recibiendo los pedidos formales que deben presentar los padres que quieren que sus hijos reciban contenidos religiosos.

Berruezo habló sobre el tema con los medios antes de ingresar a la Cámara de Diputados, donde dio un informe de su gestión.

«Los docentes de religión ya tienen en algunas escuelas los alumnos inscriptos, que son los que los papás lo solicitaron, de acuerdo a la Constitución. No tenemos el total todavía, porque no todas las escuelas terminaron de recibir los pedidos», comentó la funcionaria y agregó: «Hay escuelas que tienen 20 chicos, otras 100 chicos, depende los grados y las instituciones». Sobre este punto, el diputado Santiago Godoy ironizó: «Los padres no dejan a los chicos en contraturno».

Berruezo, por otra parte, adujo que se dedicaban «solo dos horas» semanales a la materia y que ahora son ocupadas de acuerdo al proyecto institucional de cada establecimiento, para aprender lengua, matemática o lo que la haya decidido según su necesidad pedagógica.

Sobre la situación laboral de los 610 maestros de religión, Berruezo reafirmó algo que ya venía diciendo: que ninguno de estos docentes va a ser dado de baja. La respuesta tranquilizó a algunos legisladores, que mostraron interés en el tema.

“Son 610 los maestros, de los cuales 142 eran titulares; esos docentes están armando los grupos de alumnos a medida que reciben las solicitudes de los papás. Algunos -maestros- manifestaron que hay directivos de escuelas que le habían solicitado un apoyo administrativo; si es que ellos están de acuerdo lo pueden hacer solo elaborando el proyecto con la educación religiosa”, detalló.

Con respecto a la polémica por la participación de las escuelas en fiestas patronales de los pueblos, la ministra Berruezo señaló que estas están contempladas en el calendario escolar. Enseguida, el diputado Andrés Suriani planteó su preocupación sobre qué va a pasar con las visitas de los alumnos a la Catedral en la época del Milagro y preguntó si el Milagrito (celebración a la que asisten niños en septiembre) va a continuar. Sobre este tema, la titular de la cartera educativa respondió: “Nosotros ni obligamos ni prohibimos. Se entendió muchas veces que la educación religiosa era una obligación y no es así; con las fiestas patronales y el Milagro vamos a trabajar de la misma manera como cuando los chicos participaban masivamente, los que no participen se quedan en la escuela”.

En su exposición en Diputados también acotó que los alumnos que asistan a contraturno a religión cuentan con la cobertura del seguro de salud en caso de accidentes y los docentes, con la ART.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...