En México hablarán dos obispos ante los senadores; expondrán encíclica papal

Invitados por la panista Silvia Garza, por primera vez dos sacerdotes católicos, en su calidad de religiosos, presentarán ante senadores la Encíclica Laudato Sí, del papa Francisco, que incluye la posición de la Iglesia católica en torno al cambio climático.

La presencia de los sacerdotes, inédita en el Senado, está programada para este miércoles en la Comisión Especial de Cambio Climático.

Se trata de Rogelio Cabrera López y Juan Armando Pérez Talamantes, arzobispo y obispo Auxiliar de Monterrey, quienes en 30 minutos expondrán la Encíclica.

La invitación muestra una imagen en la que el escudo del Senado, una de las instituciones del Estado laico mexicano, está junto al logotipo de una organización católica.

Apegado a la idea del Estado laico concebido por Benito Juárez, e incluso dominado por la política de Plutarco Elías Calles de separación de funciones entre la Iglesia y el Estado, el Senado postrevolucionario jamás había tenido la presencia de sacerdotes en las actividades de sus comisiones de trabajo.

De hecho, cuando en 2007 el Senado hizo cambios a las leyes penales para castigar con cárcel a los sacerdotes pederastas, el cabildeo de los integrantes de la jerarquía católica jamás rebasó los umbrales de la sede del Senado y fueron conocidas las reuniones que diversos senadores tuvieron con los clérigos, pero en espacios neutrales.

Ahora, después de que el pleno del Senado aprobara el mes pasado invitar al máximo líder de la Iglesia católica, el papa Francisco, para que en febrero del próximo año hable ante el propio pleno, pero no en su calidad de dirigente de una iglesia, sino como líder mundial y jefe del Estado vaticano, la panista Silvia Garza decidió que era tiempo de que los sacerdotes entren al Senado para hablar ante los propios legisladores, en la comisión que ella preside.

El 24 de mayo pasado, el papa Francisco hizo pública la Encíclica Laudato Sí, que significa Alabado Seas, en la que hace “una invitación urgente a un nuevo diálogo sobre el modo como estamos construyendo el futuro del planeta. Necesitamos una conversación que nos una a todos, porque el desafío ambiental que vivimos, y sus raíces humanas, nos interesan y nos impactan a todos”.

“El movimiento ecológico mundial ya ha recorrido un largo y rico camino, y ha generado numerosas agrupaciones ciudadanas que ayudaron a la concientización. Lamentablemente, muchos esfuerzos para buscar soluciones concretas a la crisis ambiental suelen ser frustrados no sólo por el rechazo de los poderosos, sino también por la falta de interés de los demás.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...