En Mendoza (Argentina) debaten si el día de la fiesta católica de Santiago debe ser feriado o no en las escuelas

Cada 25 de julio se conmemora la figura de Santiago Apóstol, protector de Mendoza, una celebración católica que proviene desde los primeros años de la época colonial y que desde hace más de cuarenta años tiene carácter oficial como feriado provincial. Recientemente la Dirección General de Escuelas reconoció que podría debatirse en su seno la posibilidad de que, al menos en los establecimientos educativos, las actividades no se suspendan por esa festividad religiosa. Voces a favor y en contra.

La celebración del Patrono Santiago, que se conmemora cada 25 de julio, es la festividad religiosa más importante a nivel provincial, que remite a la época colonial y cuenta con un profundo arraigo en la sociedad mendocina. Desde su promulgación bajo una ley de la dictadura militar hace más de cuarenta años, esta fecha también es feriado local, al nivel de otras festividades laicas como el Día de la Independencia o el fallecimiento de José de San Martín.

Esta cuestión del feriado por el patrono católico de la provincia viene causando cierta controversia recientemente, al tratarse de una festividad religiosa que conlleva la paralización de todas las actividades e involucra, directa o indirectamente, tanto a los fieles católicos como a los adscriptos de otras religiones y los no creyentes. A su vez, ello se enmarca en la discusión por la laicidad del Estado, especialmente en la educación, y la separación entre la Iglesia y las instituciones públicas.

El debate ahora podría comenzar a tomar forma en algunos ámbitos orgánicos del Gobierno provincial, dado que la Dirección General de Escuelas (DGE) prometió considerar en sus espacios de discusión si el feriado de Santiago Apóstol debe ser obligatorio o no al menos en el ámbito educativo. Cabe recordar que el propio organismo viene impulsando medidas en torno a la laicidad de la educación pública, como la prohibición de dar misas y realizar actos religiosos en los establecimientos escolares.

El docente Gustavo Capone señaló que “ponerse a debatir sobre el feriado del Patrono Santiago hubiera sido impensado antes en Mendoza”. A título personal, el subsecretario de Educación opinó: “Lejos de ir en contra del credo católico apostólico romano, dado que soy cristiano, considero que lo religioso no debería distraer las actividades de las escuelas”.

Para Capone esta controversia se contextualiza en un conservadurismo cultural que, en algunos aspectos de la educación, debería ser superado, y puso como ejemplo la educación sexual: “Al generarse jornadas de capacitación de la ESI en varios departamentos fuera del horario escolar, parte de esa comunidad se quejaba por ir a eso que es ‘pecado’ y encima ‘fuera de hora’. Así es con un montón de cuestiones que tienen que ver con romper ciertos prejuicios, siendo que es inconcebible dicha existencia en el sistema educativo”.

Por su parte, el secretario general del SUTE, Sebastián Henríquez, opinó que, en realidad, la discusión debería ser “más allá de los feriados religiosos” y estar centrada “en el laicismo en las las escuelas”.

“Se trata de debatir sobre los problemas de las imágenes religiosas en las escuelas, si amerita o no realizar conmemoraciones religiosas en los establecimientos, si se respeta o no el laicismo, qué es lo que pasa con la educación sexual integral y qué sucede en el sur de la provincia donde hay un movimiento muy fuerte en contra de la ESI”, detalló.

Tras recordar que el SUTE, en su estatuto, defiende la educación laica, Henríquez sostuvo que es imperioso discutir primero sobre los factores mencionados anteriormente y “después va a decantar en todo lo demás, porque empezar por los feriados es cínico e irrelevante”.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...