En la Marcha por la Dignidad de Zaragoza, el Sindicato de estudiantes de izquierdas reclamó una universidad “justa, laica, gratuita, feminista y libre de lgtbifobia”

En la mañana de este sábado los movimientos sociales aragoneses salían a las calles de Zaragoza para ensamblarse en uno y marchar por la dignidad. Alrededor de las 12.00 horas cientos de personas se agrupaban en la Gloriera Sasera, punto de arranque de la marcha, para manifestarse en contra de lo que consideran una «sociedad precaria». Colectivos de diversa ambitología han reclamado al unísono más calidad y justicia en educación, sanidad, o derechos laborales. También, se han sumado mujeres, pensionistas, inmigrantes y otros colectivos sociales para protestar contra el pago de la deuda, la mejora de los servicios públicos, la amnistía de presos políticos, la igualdad, o la soberanía del pueblo.

El objetivo de la movilización es energizar “la unificación de las distintas luchas parciales contra la represión”, explica su organizador, Jorge García, aglutinando a todos los sectores “que buscan la ruptura con el régimen que nos gobierna actualmente, y que está suponiendo un claro retroceso en derechos y libertades”. Así, a lo largo de todo el recorrido, que ha desembocado en la Plaza del Pilar, han podido distinguirse pitos, cánticos y eslóganes “por un futuro digno”.

La integrante del Sindicato de estudiantes de izquierdas, Silvia Trasobares, ha querido destacar la importancia de que la juventud “se haga oír”, porque tanto las pensiones, como los desahucios, la falta de libertad de expresión, o la desigualdad, “nos afecta a todos”. Su grupo, enfundado con banderas y altavoces, ha gritado por una universidad “justa, laica, gratuita, feminista y libre de lgtbifobia”. No obstante, ha dicho Trasobares, “aunque cada colectivo presente reclamas particulares”, la importancia de las Marchas por la Dignidad es que «la parte forma el todo».

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...