En escuela de Tamaulipas es pecado ser pobre, homosexual ó campesino

La Escuela Normal Rural de San José de las Flores se han registrado diversas denuncias ya que se le niega la educación a jóvenes por ser pobres, o se les hostiga sexualmente por ser homosexuales.

Los abusos que se registran en la Escuela Normal Rural de San José de las Flores no paran, ya la semana pasada se denunció, y aquí mismo lo publicamos, que se le niega la educación a jóvenes por ser pobres, que se les hostiga sexualmente por ser homosexuales, eso entre muchas otras cosas pero que en conclusión significan que no se respeta la Constitución en su artículo tercero que dice que todo mexicano tiene derecho a la educación, laica, gratuita, y obligatoria.

Resulta que en esa institución acuden jóvenes, hijos de campesinos, los cuales son tratados como si fuera pecado su origen, se violentan sus derechos, hasta el director, sin liderazgo ni sensibilidad prefiere echar a la calle a jóvenes de los que abusan en lugar de castigar a quienes atropellan a esos chicos.

El antecedente de este caso es de un jovencito de origen campesino, estudiante de excelencia en la Escuela Normal Rural de San José de las Flores, quien fue corrido de la institución educativa por el director de la misma alegando que el muchacho carecía de recursos económicos para continuar sus estudio, pero que la verdadera razón fue que el chico era obligado a dejar el plantel por ser victima de bullying ya que el muchacho recibía por parte de varios de sus compañeros un hostigamiento debido a su preferencia sexual.

Oscar Medina Montelongo, presidente del grupo GAMA, sacó a la luz la arbitrariedad, abuso y violación de los derechos del joven, y de no ser por ello el muchacho seria uno más de los afectados en esa institución educativa por así convenir a los intereses del director Jorge Cantú Quintanilla.

No es la primera (ni la última vez, seguramente), que Quintanilla encubre o ejecuta ultrajes contra estudiantes, en otra ocasión se narra de un estudiante que estuvo a punto de quitarse la vida después de una depresión porque fue objeto de una violación en los dormitorios de la Escuela Normal Rural de San José de las Flores, acción que cometió uno de los maestros del plantel.

Pues ahora, al correo de Vida Diaria llegaron varios comentarios relacionados a la Escuela en cuestión y señalan que son muchas más las violaciones a los derechos de los jóvenes que se cometen en esa institución, que los chicos no demandan por miedo, vergüenza y porque están seguros que por ser campesinos están en desventaja ya que sus reclamos no serán escuchados y quienes lucran en esa escuela no serán castigados.

Otro correo señala que en la escuela se carece de una psicóloga para tratar a los jóvenes, que tampoco hay una verdadera trabajadora social que se encargue de apoyar a los estudiantes, que si están ocupadas esas plazas pero que quienes cobran en las mismas no tienen la profesión, ni el perfil, ni la sensibilidad para estar en aéreas tan delicadas.

Mencionan también el caso de un muchacho que trato de suicidarse porque fue víctima de las depravaciones de un maestro del plantel, que del caso tiene antecedente el director, este joven es tratado en esta ciudad por una psicóloga gracias a que pudo confiar en una maestra que le apoya para las terapias.

También nos platican que se está solicitando el apoyo de asociaciones civiles como Vive Mujer para que aporten psicólogos para tratar a los jóvenes que requieran de una terapia.

En otro de correos nos dicen que en esa Institución siempre se han presentado casos aberrantes, que son violentados los derechos y la integridad física y emocional de los estudiantes, que en el pasado, hace 18 años para ser exactos, varios funcionarios acudían a esa escuela y de ahí traían a la capital tamaulipeca a jovencitas y jovencitos para fiestas particulares y nadie decía nada, muchas jovencitas tuvieron que abandonar sus estudios con la vergüenza a cuestas, más la vida y el alma destrozadas.

Fuente: Hoy Tamaulipas.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...