En busca y captura un imán de una mezquita de Cartagena por presuntos abusos a menores

El hombre habría sometido a tocamientos a niñas a las que daba clases de Corán en el centro religioso

El imán de una pequeña mezquita en la diputación cartagenera de El Algar (Murcia) está en busca y captura por presuntos abusos sexuales a menores. La orden es para todo el territorio nacional porque se teme que pueda haber huido de la región. El caso está en manos de un juzgado de Cartagena.

Al menos cinco familias de varias niñas que asistían a clases de Religión y Corán en este centro denunciaron la semana pasada ante los responsables de la mezquita que las menores habían sido víctimas de abusos sexuales por parte de este profesor. Según el testimonio de las niñas, que forman parte de un grupo de 12 alumnos en total, el profesor las sometía a tocamientos en una estancia contigua a la sala donde les daba clase. Desde el día en que se denunciaron los hechos ante las autoridades del centro religioso, no se sabe nada del profesor y, aunque la Guardia Civil también le ha buscado para interrogarle, no han conseguido encontrarle.

El imán, de origen marroquí y de 47 años, llegó el pasado septiembre a la mezquita de El Algar, una pequeña diputación a siete kilómetros de Cartagena. Sólo iba a estar en la región de Murcia durante un mes para apoyar al titular de esa mezquita durante el Ramadán, aunque al final permaneció en su puesto algunos meses más.

El secretario de la Unión de Comunidades Islámicas de España en Murcia, Mohamed Reda el Qady, se ha mostrado "indignado, como cualquier musulmán, cristiano y ser humano por lo ocurrido en El Algar". En su opinión, casos como el denunciado en la mezquita de El Algar son incomprensibles, ya que la figura del imán "está para mantener los valores morales de nuestra religión."

Un juzgado de Cartagena ha declarado el secreto del sumario sobre este caso y sólo ha trascendido que el tribunal ha reclamado a la Dirección General del Menor de Murcia que emita un informe en relación "al caso de un menor que presuntamente habría podido sufrir un abuso sexual". La directora general de Familia y Menor de Murcia, Laura Muñoz, ha confirmado que una de las menores está siendo atendida por los especialistas del Proyecto Luz, un servicio autonómico para ayudar a superar el trauma a las víctimas de abusos.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...