Emiratos Árabes Unidos llama a detener la expansión de los Hermanos Musulmanes en la región

El ministro de Asuntos Exteriores de Emiratos Árabes Unidos, Abdulá bin Zayed al Nahayan, ha declarado este lunes que todos los países del golfo Pérsico deben colaborar de forma unida para detener a los Hermanos Musulmanes que intentan acabar con los gobiernos de la región.

   Las fuerzas de seguridad emiratíes han detenido este año a 60 islamistas en el país acusándoles de pertenecer a los Hermanos Musulmanes, que están prohibidos en el país, y de intentar derrocar al Gobierno.

   Gracias a las ayudas del Gobierno, los países del golfo Pérsico han conseguido evitar las masivas protestas que han provocado la dimisión de dirigentes de otros países, como Túnez, Egipto y Libia. Sin embargo, con el triunfo de los Hermanos en Egipto y de otros grupos islamistas en otras naciones, temen que el poder de los islamistas se extienda.

   "Los Hermanos Musulmanes no creen en la nación Estado. No creen en al soberanía del Estado", ha denunciado Al Nahayan en una conferencia conjunta con su homólogo ucraniano. El ministro ha denunciado que ha individuos en dicho grupo que con "su prestigio y capacidad pueden violar la soberanía, leyes y normas de otros estados".

   "Necesitamos comunicarnos para saber si hay individuos u organizaciones que están usando estos países", ha destacado Al Nayahan, que no ha precisado los países a los que se refiere. El presidente egipcio, el islamista Mohamed Mursi, ya asegurado en varias ocasiones que no pretende exportar sus reformas más allá de las fronteras de Egipto.

   Los Hermanos Musulmanes, una organización de ideología suní fundada en Egipto en 1928, tiene ramificaciones en varios países de la región. Tras la caída de Hosni Mubarak, los islamistas han conseguido ocupar el poder en Egipto.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...