Elián González, en misa con Raúl Castro al cumplirse diez años de su retorno

El niño naúfrago asegura que se siente feliz en Cuba y admite que no guarda rencor a sus familiares de Miami

El joven Elián González, Elicancito, el niño balsero que en 1999 sobrevivió a un naufragio que lo llevó a Estados Unidos, donde se desató una pugna por su custodia entre su padre cubano y sus abuelos de Miami que terminó con su regreso a Cuba, ha asistido con el presidente cubano, Raúl Castro, a una misa en La Habana con la que se ha conmemorado el décimo aniversario de su vuelta a la isla.

También han asistido a la ceremonia, celebrada en la Catedral Episcopal de la Santísima Trinidad, el vicepresidente del Consejo de Estado de Cuba, Esteban Lazo; el presidente del Parlamento, Ricardo Alarcón, y autoridades religiosas, según informa la estatal Agencia de Información Nacional. Juan Miguel González, padre de Elián, y otros miembros de la familia han acompañado al joven, que ya tiene 16 años y estudia en la escuela militar Camilo Cienfuegos. En sus primeras declaraciones públicas en varios años, el joven ha dicho que se siente feliz por haber vuelto a Cuba, aunque ha admitido que no guarda rencor a sus familiares de Miami que lucharon para se quedara con ellos en Estados Unidos. "Es la tierra a la que pertenezco, aquí me siento bien", ha señalado González a un grupo de periodistas tras el acto religioso. "Gracias a la propia ayuda de una gran parte del pueblo norteamericano y nuestro pueblo, hoy estoy con mi padre y esto es todo", ha continuado el adolescente. "A pesar de que no nos apoyaron en todo (…) no les guardo rencor", ha dicho Elián sobre su familia en Estados Unidos.

"Lo que hicimos no lo hicimos por gusto"

Raúl Castro se ha sentado junto al joven, que vestía un pantalón blanco y una camisa de manga corta. Ambos han conversado durante el acto, y el presidente lo ha abrazado a él y a sus familiares antes de irse del lugar sin hablar con la prensa. Para desagrado de los exiliados anticastristas en Florida, González se ha unido al Partido Comunista y apoya la revolución que llevó a Fidel Castro al poder en 1959. Aunque ha permanecido alejado de la prensa, de vez en cuando aparecen historias sobre él en los medios cubanos. Su padre ha declarado ante los periodistas mientras él y su hijo posaban para los fotógrafos en la iglesia que definitivamente había sido la decisión correcta traer a Elián de vuelta a Cuba. "Hoy en día estoy más seguro todavía que en aquel momento (…). Verlo hoy en día a mi hijo encaminado con buenos resultados en la escuela, es síntoma de que lo que hicimos no lo hicimos por gusto", ha indicado.

El periódico oficial Juventud Rebelde recordaba en un artículo el pasado domingo el dramático suceso vivido por Elián hace 10 años y afirmó que "el dolor de la tragedia quedó atrás con el cariño de los suyos y del pueblo", tras su retorno a la isla. Elián era un fotogénico niño de cinco años cuando fue encontrado flotando en un neumático frente a la costa de Florida en noviembre de 1999. Su

madre, Elizabeth Brotons, y otros cubanos que lo acompañaban habían muerto mientras trataban de llegar a Estados Unidos desde la isla, situada 145 kilómetros al sur.

El niño fue rescatado del mar por dos pescadores estadounidenses y entregado en Miami a la familia de su tío abuelo en custodia temporal, que se negaron a devolverlo a su padre, lo que desató una complicada disputa legal, un drama familiar y un capítulo importante en la larga batalla entre La Habana y Miami. El líder y ex presidente cubano Fidel Castro fue un activo promotor de la campaña en favor del regreso del niño náufrago y encabezó las protestas para reclamar su retorno. El caso de Elián González dio lugar a la Batalla de Ideas, como se denominó la estrategia de movilizaciones masivas promovidas por el Gobierno cubano durante los siete meses que el niño balsero permaneció en EE UU.

Castro ganó la batalla cuando los agentes de inmigración estadounidenses, a punta de pistola, sacaron al niño de la casa de sus familiares en Miami. La cara de terror del niño dio la vuelta al mundo. El Gobierno cubano consideró la devolución de Elián una victoria frente al sector más radical del exilio anticastrista, residente en Florida. Elián regresó a Cuba y tuvo una gran bienvenida el 28 de junio del 2000. Dos días después, Fidel Castro asistió a una misa en la misma iglesia donde hoy se ha recordado el aniversario. Castro, que tiene 83 años y está convaleciente tras graves problemas de salud, no ha asistido en esta ocasión.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...