El voto en bloque del PSOE da luz verde a que Zaragoza tenga una calle con el nombre de Escrivá de Balaguer

Los grupos municipales de CHA e IU no han logrado impedir con su moción que la ciudad cuente en un futuro con una calle dedicada a Escrivá de Balaguer. Tanto PSOE-PAR como PP han rechazado esta propuesta de retirada. Además, el consejero socialista Jerónimo Blasco ha destacado la "gran importancia de uno de los aragoneses más reconocidos en el mundo”.

Entre lecturas de fragmentos “positivos” y “negativos” de la obra Camino, del fundador del Opus Dei, Escrivá de Balaguer, ha sido rechazada la propuesta que tenía como objetivo no dedicarle una calle al santo aragonés. Los artífices de esta moción conjunta han sido Chunta Aragonesista e Izquierda Unida.

Ambos grupos han sido muy críticos, en su intervención plenaria, con la figura del barbastrense. Por su parte, el portavoz municipal de CHA, Juan Martín, le ha responsabilizado de ser uno de los culpables “del control de las almas y de las mentes en la época del franquismo”.

Asimismo, le ha reprochado que defendiera “públicamente las tesis franquistas” por lo que ha señalado que no entiende la “alcaldada” de este homenaje al religioso. Por último, ha manifestado que Escrivá “no reúne ningún valor constitucional y la imposición permite que no se eliminen del todo los símbolos franquistas de las calles”, tal y como propugnaba la Ley de Memoria Histórica.

Por su parte, el portavoz de IU, José Manuel Alonso, ha aseverado que Escrivá de Balaguer “tiene valores que se pueden vincular a los de la época de la Dictadura”. “Cualquier valor que venga de esos lugares no son válidos para una sociedad democrática”, ha subrayado. Además, ha criticado rotundamente “sus moralinas retrógradas que atentan contra la mujer y los valores democráticos de este país”.

Durante la moción ha intervenido el colectivo MHUEL, que tampoco acepta el reconocimiento. “El pueblo zaragozano no merece tener en ninguna de sus calles al que fue el sostén del franquismo”, ha aseverado una de sus miembros.

Favorables a la calle con el nombre del santo

El alcalde de Zaragoza, Juan Alberto Belloch, ha intervenido en defensa de dedicarle la calle al santo, no en vano fue una propuesta suya, y ha criticado a los que se oponen. “Desde el grupo socialista no estamos de acuerdo en cambiar las calles de personas con ideología opuesta ya que, si hacemos esto, habría que revisar todo el callejero”, ha puntualizado.

Para el portavoz del PAR, Manuel Blasco, su figura es “debatida” pero tiene alguna característica “que para nosotros los aragoneses es importante”. Asimismo, ha afirmado que en el callejero de Zaragoza hay unos 80 santos por lo que no entiende porque no habría que reconocer al religioso.

La portavoz municipal del PP, Dolores Serrat, cree que existen motivos para estar de acuerdo con esta decisión del alcalde “sin que sirva de precedente”. “Tiene calles y plazas en todo el mundo y siempre ha defendido su aragonesidad. ¿Por qué no va a tener una calle en su tierra?”, ha cuestionado.

Uno de los que más elogios ha destacado a la figura de Escriva de Balaguer ha sido el consejero de Cultura y Grandes Proyectos, Jerónimo Blasco. A su juicio, se está “tergiversando” el planteamiento “ya que se resolvió en el debate de la transición democrática que se iba a hacer un ejercicio de tolerancia y de respeto y no se está cumpliendo”.

Según Blasco, el barbastrense tiene numerosos méritos como “ser uno de los tres primeros aragoneses más conocidos en el mundo”. “Ha vendido nueve millones de libros en 59 idiomas, ha puesto en marcha un movimiento religioso con 14 universidades en todo el mundo y hay 42 calles en todos los países que llevan su nombre”, ha sintetizado en defensa de la labor del opusdeísta.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...