El vicepresidente de EE.UU. ora en el Muro de las Lamentaciones

El vicepresidente de EEUU, Mike Pence, ha terminado su gira por Oriente Próximo con una breve pero simbólica visita al Muro de las Lamentaciones, lugar sagrado del judaísmo, en la Ciudad Vieja de Jerusalén, que la comunidad internacional considera territorio palestino ocupado.

El presidente estadounidense, Donald Trump, fue en mayo pasado el primer mandatario occidental en activo en visitar el principal lugar de culto judío, que otros dirigentes habían evitado incluir en su itinerario oficial por su significado político.

Pence llegó sobre las 12.45 (10.45 GMT), con la cabeza cubierta como es preceptivo por una kipá (solideo judío) y leyó una breve oración, antes de depositar una nota con una petición en una ranura del muro y posar sus manos sobre las piedras.

El vicepresidente fue recibido por el rabino del muro, Samuel Ravinovich, que le agradeció en nombre del pueblo judío, a él y a Trump, «el coraje de llevar la luz al mundo, frente a la oscuridad«.

Con esta simbólica visita, Pence concluyó los actos oficiales de la segunda jornada de su viaje, que comenzó esta mañana en la residencia del presidente israelí, Reuvén Rivlin, en Jerusalén. «Le agradecemos lo que ha hecho por el pueblo judío, lo que hace y lo que hará», remarcó el mandatario israelí.

«Eres un amigo muy querido de los judíos, siempre has defendido en palabras y hechos a Israel, eres un auténtico mensch («buena persona» en yidis, dialecto hablado por los judíos europeos)»!, declaró Rivlin, que lamentó la actual relación con los palestinos, que han boicoteado la visita de Pence y descartan a EE.UU. como mediador de un proceso de paz con Israel.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...