El velo islámico abre un cisma en el movimiento feminista francés

Los colectivos celebran divididos el Día Internacional de la Mujer por primera vez en su historia

Por primera vez en la historia, el movimiento feminista francés celebra dividido el Día Internacional de la Mujer. El velo islámico es la culpa y símbolo del cisma, plasmado en dos manifestaciones separadas por 48 horas. Las históricas del Colectivo Nacional por el Derecho de las Mujeres, que agrupa a un centenar de asociaciones, desfilan hoy. El domingo lo hicieron las disidentes de Ni Putas Ni Sumisas (NPNS), apasionadas defensoras del laicismo como principio garante de la igualdad de sexos.

   «No hay combate más urgente para la emancipación de las mujeres que el de la lucha contra todas las formas de integrismo y de oscurantismo», preconiza la corriente feminista nacida en los suburbios de fuerte población inmigrante. En un llamamiento a favor de «un nuevo combate feminista», arremeten contra el relativismo cultural por legitimar, en nombre de un pretendido derecho a la diferencia, prácticas como la poligamia, la repudiación, la ablación del clítoris, los matrimonios forzados o los crímenes de honra.
   Fadela Amara, presidenta de NPNS, reivindica la herencia de las luchas feministas de los 70. «Pero hoy hay mujeres que no pueden gozar de las libertades adquiridas gracias a esas luchas a causa de una nueva forma de violencia ligada al oscurantismo islámico y el integrismo religioso», alega esta hija de padres argelinos que considera inaceptable que se tolere el velo islámico «so pretexto de respetar las culturas de los países de origen».
   La corriente laico-feminista ha recibido el refuerzo del Movimiento Francés de Planificación Familiar, que ha abandonado el Colectivo Nacional por juzgarlo instrumentalizado por grupos comunitaristas, islamistas y altermundialistas. «Es inconcebible dejar desarrollarse una concepción arcaica del lugar de la mujer bajo el pretexto de la religión. No nos apetece ver a musulmanas tradicionalistas en las manifestaciones feministas», plantean las tránsfugas.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...