El Vaticano, único Estado teocrático en Europa

Es evidente que numerosas instituciones confesionalmente católicas sirven de plataformas políticas a favor de la derecha. Ayer, en ELPLURAL.COM, subrayábamos cómo uno de los ejes oficiales de la COPE consiste, sin tapujo alguno, en liquidar al Gobierno socialista. Los dirigentes de esa cadena radiofónica lo dicen en voz alta -como lo hizo el jueves Giménez Barriocanal, consejero delegado de la emisora y gerente de la Conferencia Episcopal Española- y no se cortan un pelo.

En Murcia, la Universidad Católica San Antonio, está entregada al PP y, más concretamente, a José María Aznar. De hecho, ayer, Miguel Ángel Rodríguez, lugarteniente del ex presidente popular, dio una conferencia en la cátedra de Ética, Política y Humanidades-FAES. Difícilmente se puede ser más explícito. La conjunción de esta Universidad con la doctrina neocon o Tea Party, básicamente reaccionaria –que tanto gusta a Aznar y a sus asesores de GEES-, está a la vista.

Festival católico
Esta Universidad, que contó con la presencia de Joseph Ratzinger poco antes de la muerte de Juan Pablo II, acoge a múltiples políticos genoveses. Entre otros, Ana Pastor, Manuel Pizarro, Jaime Mayor Oreja, Ramón Luis Valcárcel, Ángel Acebes, Fernández Díaz o Carlos Aragonés. Todo este festival católico surge de la estrechísima relación de los jerarcas de la Iglesia con los jerarcas de la derecha política.


Potente poder fáctico
La cúpula eclesiástica sigue siendo un potente poder fáctico. Su influencia en la política es extraordinaria. Conspiran los monseñores para debilitar al máximo a la izquierda, mientras que acoquinan a los Gobiernos socialista, lo que consiguieron tanto con Felipe González como con José Luis Rodríguez Zapatero. Nacho Escolar, ex director de Público y columnista del mencionado periódico progresista, puso ayer el dedo en la llaga recordando que el Gobierno actual otorga 6.000 millones de euros a la Iglesia. Nos pareció que el texto de Escolar –como muchos otros firmados por él- valía la pena de que desde ELPLURAL.COM nos hiciéramos eco.

Los privilegios
¿Por qué González no se atrevió a acabar con los privilegios que continúa teniendo en nuestro país la religión católica? ¿Por qué Zapatero ha hecho lo mismo? Este Estado –que ha pasado felizmente de la tiranía de Franco y de los obispos a la democracia-no ha sido, sin embargo, capaz aún de enterrar los restos e influencias del Concordato, aprobado por el dictador y el Papa Pío XII en plena represión fascista, el año 1953.


El César y Dios
No se trata de perseguir a los católicos y de prohibir el culto católico en los templos. Pero sí se trata de que este país, por fin, sea auténticamente laico, de acuerdo con las palabras de Jesucristo: “Dad al César lo que del César y a Dios lo que es de Dios.” O sea, que una cosa es el Estado democrático y otra las creencias de cada cual. ¿Pero cómo es posible que los clérigos –salvo excepciones honorables- critiquen furibundos a los Gobiernos surgidos de las urnas, cuando el Estado del Vaticano es el único Estado no democrático y si teocrático que queda en Europa?

Enric Sopena es director de ELPLURAL.COM

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...