El Vaticano se divorció de Italia

El estado del Vaticano ya no adoptará automáticamente nuevas leyes italianas, para evitar conflictos morales

La Ciudad del Vaticano, el estado soberano más pequeño del mundo, decidió divorciarse de las leyes italianas.

Los asesores legales del Vaticano alegan que existen demasiadas leyes en los códigos Civil y Criminal de Italia, y que con frecuencia entran en conflicto con los principios de la Iglesia.

El papa Benedicto XVI decidió que, a partir del 1º de enero, el Vaticano ya no adoptará automáticamente las leyes aprobadas por el Parlamento italiano.

Todas las leyes italianas serán examinadas una por una antes de que se adopten.

Bajos los Pactos de Letrán, firmados en 1929 entre el entonces Reino de Italia y la Santa Sede, las leyes italianas se aplicaban automáticamente.

"Leyes obsoletas"

Un abogado del Vaticano experto en Derecho Canónico, monseñor José María Serrano Ruiz, declaró públicamente que las leyes italianas son demasiadas, muy inestables y a menudo entran en conflicto con las enseñanzas morales de la Iglesia Católica.

El gobierno italiano dijo que, desde el punto de vista técnico, el Vaticano puede tener razón.

Un ministro del gobierno admitió que las leyes de Italia a menudo se escriben mal y que a veces son difíciles de entender.

Una comisión parlamentaria está debatiendo cómo eliminar decenas de miles de leyes obsoletas del Código Civil italiano.

Tratados internacionales

El Vaticano también ha determinado examinar los tratados internacionales antes de decidir la adhesión o no a los mismos.

Por ejemplo, recientemente decidió rechazar la declaración de Naciones Unidas de despenalizar la homosexualidad.

Funcionarios del Vaticano dijeron que la ONU fue demasiado lejos con las palabras que utilizó, al colocar diferentes orientaciones sexuales en el mismo nivel.

Algunos expertos en Derecho creen que el Vaticano está simplemente tratando de hacer valer su independencia legal en casos como las uniones civiles, el divorcio, la eutanasia y el derecho a autodeterminar la muerte.

De esta manera, si Italia fuera a legalizar el matrimonio entre personas del mismo sexo, por ejemplo, el Vaticano podría rehusarse a aceptarlo.

BBC Mundo.com – Todos los derechos reservados. Se prohíbe todo tipo de reproducción sin la debida autorización por escrito de parte de la BBC.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...