El Vaticano ratifica el acuerdo de financiación Iglesia-Estado español

El convenio establece la derogación de los beneficios fiscales por el IVA

El Vaticano ratificó ayer, mediante el intercambio de notas entre la Nunciatura Apostólica en España y el Ministerio de Asuntos Exteriores, el acuerdo de financiación entre la Santa Sede y el Gobierno español que establece la derogación de los beneficios fiscales por impuesto del valor añadido (IVA). Este nuevo sistema entrará en vigor el 1 de enero. De este modo, ambas partes expresan su conformidad sobre la interpretación de lo pactado entre la Conferencia Episcopal Española y el Gobierno y se suprime la actual dotación directa del Estado a la Iglesia, modalidad contemplada en el Acuerdo sobre Asuntos Económicos de 3 de enero de 1979 entre el Estado y el Vaticano.

El acuerdo establece la renuncia de la Iglesia a la exención del IVA (impuesto al valor añadido) y al "complemento presupuestario", y dispone asimismo un aumento en la asignación de fondos a través del impuesto sobre la renta de las personas físicas (IRPF). Hasta ahora, la Iglesia disponía de un 0,52% del aporte de los contribuyentes que marcaban la casilla correspondiente en su declaración de la renta. A partir de ahora, la Iglesia recibirá el 0,7%.

"La Santa Sede estima suficiente dicho compromiso para dar por concluido el proceso de sustitución de la dotación estatal, considerando que el porcentaje de asignación tributaria fijado en el 0,7% del IRPF tiene carácter estable", según se recoge en la nota verbal dirigida por la Nunciatura Apostólica en España al Ministerio de Asuntos Exteriores respecto a este punto.

Al renunciar a la exención del IVA, la Iglesia pagará este impuesto en sus compras de bienes muebles e inmuebles, como había solicitado la Unión Europea. La Santa Sede "considera que ello no produce ninguna lesión patrimonial a la Iglesia católica", y "entiende que todas las exenciones que se hayan concedido con anterioridad a la entrada en vigor de la Ley de Presupuestos Generales del Estado para el año 2007 y disposiciones que la desarrollen deberán mantenerse", añade la Nunciatura en la nota verbal. Tras este paso, el Ejecutivo procederá a derogar la Orden Ministerial de 29 de febrero de 1988, que aclara el alcance de la no sujeción de las exenciones establecidas en el Acuerdo sobre Asuntos Económicos.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...