El Vaticano presionó para que «Ágora» no se proyectara en España e Italia

El fundamentalismo católico y sus medios afines, como la COPE, contra la obra de Amenábar

El film que narra la historia de Hipatia, filósofa y matemática alejandrina del siglo V, es una llamada a la tolerancia y a la razón. Así describe su película Alejandro Amenabar. Sin embargo, la Iglesia católica la presenta como contraria a la religión. Incluso el Vaticano ha presionado para que no se proyecte el film en Italia y en España, mientras que la COPE asegura que constituye “un acto más en el combate sectario contra el cristianismo”.
 
Un diario italiano, La Stampa, aseguraba que Rachel Weisz, la actriz que encarna a la protagonista de la historia, “da miedo al Vaticano”, aunque fuentes cercanas a la Santa Sede niegan estar detrás de que el film no haya encontrado todavía distribuidor en el país, tachando de “disparate” la acusación.
 
En España, los medios mas reaccionarios y ultracatólicos se han lanzado contra la película. Así, en la web de la COPE, la emisora de la Conferencia Episcopal, se asegura que “Amenábar recurre al enfrentamiento entre la cosmovisión cristiana y la pagana, en un contexto histórico muy alejado de nuestras coordenadas, para emitir una sentencia histórica: si el paganismo fue luz, el cristianismo no ha sido otra cosa que oscuridad”. “Hipatia aparece en la película como la víctima de un cristianismo desalmado y cruel que prefiere la espada a la inteligencia, y la fuerza a la mansedumbre”, aseguran.
 
También desde el diario La Razón, Jesús Trillo Figueroa, miembro del patronato de la FAES, vinculado a círculos ultracatólicos y hermano del responsable jurídico del PP, arremete con dureza contra Ágora. Según él, “todo lo que cuenta es mentira de principio a fin” y nos encontramos “de nuevo” ante “un ataque ideológico perfectamente orquestado”. “Forma parte de la estrategia de reescribir la Historia a la que es tan aficionada nuestra izquierda”, advierte.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...