El Vaticano investiga las elevadas deudas del arzobispo de Granada, Javier Martínez

La Santa Sede ha recibido ya el informe que solicitó sobre los problemas financieros de la diócesis

El Vaticano está mirando con lupa las cuentas de la diócesis de Granada dirigida por el arzobispo, Javier Martinez. La Santa Sede tiene ya en sus manos, según han señalado a la Cadena SER fuentes eclesiásticas, el informe que había solicitado sobre los serios problemas financieros de este arzobispado que arrastra una deuda de cerca de 40 millones de euros.

Esta redacción ha podido confirmar a través del Registro de la Propiedad que el arzobispado tiene encima dos hipotecas con el Banco Popular: una de ellas la pidió para construir la Escuela de Magisterio. El banco le dio 20 millones de euros aunque el coste será de 32 millones cuando en el 2034 acabe de pagarla. La segunda hipoteca, para comprar una casa al lado del palacio arzobispal, es más pequeña y supondrá un gasto de más de tres millones hasta el año 2022. Fuentes eclesiásticas apuntan a la SER que Javier Martinez podría tener más hipotecas.

Las mismas fuentes dan por sentado que el papa va a destituir al arzobispo y creen que esta situación de «ruina económica» será la puntilla tras su cuestionada actuación en el caso de pederastia de los Romanones. Roma conoce además esas quejas y protestas de muchos curas y laicos de Granada que denuncian despilfarro, gastos innecesarios y un tren de vida del arzobispo poco alejado de la austeridad que predica la Iglesia.

Javier Martinez lleva años rodeado de polémica. La ultima, su tibia actitud ante la denuncia del joven de Granada víctima de presuntos abusos sexuales que investiga un juez gracias a la intervención del Papa y no del arzobispo porque no acudió a la justicia. Hace algo más de un año editó el libro Cásate y sé sumisa y hasta la exministra Mato le pidió que lo retirara por considerarlo una falta de respeto hacia la mujer.

Javier Martinez comparó el aborto con el genocidio nazi y llegó a decir que las mujeres que abortan se merecen que los hombres abusen de su cuerpo. En una homilía en el año 2009 atacó la ley del aborto de Zapatero y señaló que «matar a un niño indefenso, y que lo haga su propia madre, da a los varones la licencia absoluta, sin límites, de abusar del cuerpo de la mujer, porque la tragedia se la traga ella». Dijo que la reforma comparó la situación de «miles de profesionales» sanitarios con la que tuvieron que afrontar los médicos o soldados «bajo el régimen de Hitler o de Stalin»

Fue el primer prelado en sentarse en el banquillo y fue condenado en primera instancia por un delito de coacciones e injurias aunque posteriormente absuelto. Los mismos curas y laicos que protestan por su gestión económica denuncian también que es un déspota y un autoritario.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...