El Vaticano intenta impedir que el Papa testifique por la causa abierta en Estados Unidos

Los abogados del Vaticano tratarán de evitar la implicación del Papa La acusación sostiene que hubo encubrimiento de casos de abusos

La Santa sede se prepara para defenderse en los tribunales por la causa abierta en Kentucky contra el Vaticano por las 3 presuntas víctimas de abusos sexuales. En ese proceso se ha pedido la comparecencia de Benedicto XVI para prestar declaración.

Según publica en su edición on line el Boston Globe, los abogados de la Santa Sede trabajan para evitar que se mezcle al Papa en el proceso o en los documentos secretos que se han solicitado en el juicio.

La defensa del Pontífice esgrime tres puntos clave para que el Papa no testifique: el Papa, en cuanto jefe de estado, goza de inmunidad diplomática; los obispos americanos son quienes gestionaron los casos de los sacerdotes envueltos en caso de abusos y no fueron nunca empleados de la Santa Sede.

Finalmente, se asegura que el documento "Crimen Sollicitationis" no es una pistola humeante que prueba que el Vaticano dio cobertura a los casos de pedofilia.

Así, el estado pontifico trata de probar que no hay ninguna implicación de encubrimiento en estos casos de abusos sobre menores.

Los abogados de las víctimas sostienen, por contra, que los obispos norteamericanos son empleados del papa y que el Vaticano es responsable por no haber denunciado estos ataques a la intimidad de menores.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...