El Vaticano defiende su derecho a captar fieles

Las acusaciones lanzadas por la Iglesia ortodoxa rusa, en el sentido de que la Iglesia católica trata de arrebatarle clientela en territorios que tradicionalmente han estado bajo su influencia, han provocado la reacción del Papa.

 La Congregación para la Doctrina de la Fe que Benedicto XVI dirigió durante más de dos décadas difundió ayer un documento en el que defiende "el deber y el derecho irrenunciable" que tiene el católico a pedir a otra persona, "en plena libertad, que conozca y ame a Cristo".

El sucesor de Ratzinger al frente de la congregación, el cardenal William Joseph Levada, presentó el texto, en el que se rechaza que "los intentos de convencer a otras personas en cuestiones religiosas sean un límite a la libertad". El documento advierte de que "la evangelización puede progresar con el diálogo y no con el proselitismo", pero aclara que cuando un cristiano no católico pide entrar en la Iglesia de Roma lo hace "guiado por el Espíritu Santo".

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...