El Vaticano critica que en Europa se use el velo que cubre el rostro

Un cardenal afirma que el inmigrante debe respetar «la tradición del país de acogida» «En Italia hay una ley que exige que la cara sea visible», dice el arzobispo Marchetto

Los inmigrantes tienen que respetar "las tradiciones, símbolos, cultura y religión de los países que los acogen" y debe existir "una reciprocidad para quienes visitan sus países de origen, aunque a veces no puede obtenerse porque no dan la misma libertad que en los países cristianos". Así respondió el cardenal Renato Martino, presidente del Consejo Pontifico para la Migración, a una pregunta sobre el uso del velo islámico realizada en la presentación del mensaje del Papa para la Jornada Mundial del Emigrante, que se celebrará el 14 de enero del año próximo.
Ese respeto a las tradiciones europeas "es algo que me parece elemental y está justificado que las autoridades lo pidan", añadió Martino.

TRADICIONES LEGÍTIMAS
Además, el secretario del organismo del Vaticano para la inmigración, el arzobispo Agostino Marchetto, dijo que sobre el velo islámico "ya existe en Italia una legislación clara que exige que el rostro sea visible". El arzobispo añadió que "es necesario que todos acepten las leyes y las reglas del país al que se llega y reside". Marchetto señaló que "hace falta un diálogo para dar a entender (a los inmigrantes) que las consecuencias de algún deseo, fruto de legítimas tradiciones culturales o religiosas, pueden no ser positivas en los países donde ahora viven".
El artículo 85 de la ley italiana sobre seguridad pública prohíbe ocultar en público la identidad cubriendo el rostro. "La ley exige que la cara sea visible y hay que aceptar la ley en este país", dijo Marchetto.
El debate sobre la utilización del velo vuelve a ser actualidad en Italia. Ante las cámaras, el primer ministro italiano, Romano Prodi, dijo que no tenía ningún inconveniente en que las mujeres musulmanas usaran el velo. "Es suficiente con que no oculten su identidad", puntualizó.
Por su parte, el vicepresidente del Gobierno, Francesco Rutelli, añadió que, "si las leyes en vigor no bastaran, sería oportuno adoptar una normativa clara que marque la distinción entre el derecho a manifestar las propias convicciones religiosas y la ocultación total de la fisonomía de la persona".
Mientras, Giovanna Melandri, ministra de Deportes y Políticas Juveniles, anunció que, con la participación de las asociaciones étnicas y religiosas, está preparando "un documento sobre el velo, los símbolos religiosos, la dignidad y el papel de la mujer".

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...