El Vaticano aprueba una norma para acoger a los anglicanos

Aprueba una Constitución Apostólica que prevé la ordenación de anglicanos casados como sacerdotes católicos y la creación de prelaturas personales

El Vaticano ha anunciado hoy su disposición a acoger en el seno de la Iglesia Católica a los anglicanos que deseen una "plena y visible comunión" con Roma. Por primera vez, no se tratará de un trasvase individual, sino colectivo. Con este objetivo, Benedicto XVI ha elaborado una Constitución Apostólica – norma de máximo rango y un hecho excepcional en la Iglesia Católica- que prevé la creación de prelaturas personales como la que actualmente detenta el Opus Dei. De este modo, las comunidades anglicanas que entren en la Iglesia Católica dependerán de un obispo particular y no del diocesano. Estas comunidades conservarán su patrimonio espiritual y litúrgico, y su prelado personal será elegido de entre ese clero.

La Constitución Apostólica, que será publicada en breve, contempla la posibilidad de que los clérigos anglicanos casados sean ordenados sacerdotes católicos, mientras que los obispos anglicanos casados no podrán mantener su rango y serán ordenados simplemente sacerdotes. Para el futuro, la norma prevé que los nuevos sacerdotes de esta comunidad sean también solteros. Según algunos expertos, este hecho podría provocar "desilusión" en algunos clérigos anglicanos que esperaban que la Iglesia Católica hiciera una excepción y acogiera a la comunidad anglicana manteniendo en sus puestos a los obispos casados.

La iniciativa vaticana responde a las presiones del ala más conservadora de la Iglesia Anglicana, enfrentada al aperturista arzobispo de Canterbury y jefe de la Iglesia Anglicana, Rowan Williams, por la ordenación de mujeres y de homosexuales como obispos, y por la bendición de los matrimonios entre personas del mismo sexo.

El anuncio ha sido realizado en una rueda de prensa en el Vaticano por el cardenal William Joseph Levada, prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, y el arzobispo Joseph Di Noia, secretario de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos. Levada ha explicado que el documento responde a "numerosas peticiones por parte de clérigos y fieles anglicanos procedentes de distintas partes del mundo que quieren entrar en plena comunión con Roma".

Serán "católicos de rito anglicano, como los Uniatas, que son católicos de rito bizantino o los de las otras iglesias de rito oriental, que mantienen sus tradiciones y reconocen la autoridad del Papa", han precisado a Efe fuentes vaticanas.

La Constitución Apostólica representa, de acuerdo con la Santa Sede, "una respuesta razonable y necesaria a un fenómeno global, y ofrece un único modelo canónico para la Iglesia universal adaptable a diversas situaciones locales". Esta iniciativa podría constituir un modelo para otras comunidades como la de San Pío X, que agrupa a los fieles seguidores de Marcel Lefebvre. Sin embargo, ha asegurado Levada, "no hay ninguna relación entre la apertura hacia los anglicanos y el próximo inicio del coloquio con los lefebvrianos", previsto para el 26 de octubre.

A la misma vez que en Roma se hacía el anuncio, en Londres, el jefe de la Iglesia Anglicana, Rowan Williams, y el arzobispo católico de Westminster, Vincent Gerard Nichols, difundían un comunicado conjunto en el que se indica que la Constitución Apostólica "pone fin a un periodo de incertidumbre para aquellos grupos que perseguían la unidad con la Iglesia Católica". A ellos corresponde ahora "responder a esta iniciativa", fruto de un largo diálogo ecuménico entre ambas iglesias.

De momento se desconoce el número exacto de anglicanos que desean pasarse a la Iglesia de Roma aunque, según fuentes vaticanas, puede rondar el medio millón. Levada y Di Noia han indicado que en la actualidad hay entre 30 y 50 obispos anglicanos, y un centenar de parroquias que han mostrado su deseo de volver al redil de Roma, que abandonaron en 1534 cuando el rey inglés Enrique VIII no logró del Papa Clemente VII la anulación de su matrimonio con Catalina de Aragón y creó la Iglesia de Inglaterra, de la que se proclamó jefe.

Los anglicanos son unos 77 millones. En 2007 el obispo australiano John Hepworth, que lidera la Traditional Anglican Communion, ya solicitó la "plena comunión eclesial y sacramental" con Roma. La Traditional Anglican Communion asegura que cuenta con medio millón de fieles y numerosos sacerdotes repartidos por todo el mundo.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...