El ultraderechista Bolsonaro, elegido nuevo presidente de Brasil

El ultraderechista Jair Bolsonaro, candidato del Partido Social Liberal (PSL), es el nuevo presidente electo de Brasil, según declaró este domingo el Tribunal Supremo Electoral del país. Con el 99% de los votos escrutados, Bolsonaro se alzó con la victoria en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales con un 55,16% de los votos. Su rival, el candidato del Partido de los Trabajadores, Fernando Haddad, obtuvo el 44,84% de los sufragios.

Bolsonaro (Campinas, Estado de Sao Paulo, 1955) lideraba todas las encuestas de intención de voto de cara a la segunda vuelta de las elecciones presidenciales, haciendo gala de un discurso totalmente alejado de lo políticamente correcto.

La campaña del candidato ultraderechista, defensor de la familia tradicional, y tildado de machista, racista, militarista y homófobo por sus detractores (entre sus declaraciones hay frases como «las mujeres deben ganar menos porque se quedan embarazadas», o «mis hijos nunca serán gays ni tendrán novias negras, los he educado muy bien»), tuvo un antes y un después el pasado 6 de septiembre, cuando un perturbado mental de 40 años le apuñaló en el abdomen con un cuchillo de cocina.

Fue entonces cuando su figura traspasó las fronteras brasileñas y su fotografía apareció en los medios de todo el mundo. ¿Quién era ese polémico político que había sido apuñalado mientras hacía campaña y que los analistas brasileños comparaban con Donald Trump?

Bolsonaro parece haberse granjeado las simpatías de los brasileños decepcionados con la política tradicional, la corrupción, los problemas económicos y la violencia, que dejó en 2017 al menos 63.880 homicidios, batiendo el anterior récord por tercer año consecutivo. Aglutina especialmente a quienes repudian al Partido de los Trabajadores (PT) de Luiz Inácio Lula da Silva, que gobernó el país entre 2003 y 2016.

«Defender la Constitución»

En su discurso tras la victoria electoral, el ya nuevo presidente electo de Brasil se comprometió este domingo por la noche a «pacificar» el país y defender «la Constitución, la democracia y la libertad».  «Mi Gobierno será defensor de la Constitución, de la democracia y de la libertad. No es la promesa de un partido, es un juramento a Dios»,afirmó Bolsonaro en un discurso leído ante las cámaras de televisión.

El ultraderechista recalcó que su Gobierno será «constitucional y democrático», llevará adelante las reformas económicas para romper un «ciclo vicioso de crecimiento de deuda» y «defenderá los derechos de los ciudadanos». «Les ofrezco un Gobierno decente que trabajará para todos los brasileños», agregó.

Bolsonaro destacó asimismo su compromiso con la libertad de «ir y venir» de las personas, la libertad religiosa y política y la libertad de informar y de tener opinión.

«Lo que ocurrió en las urnas no fue la victoria de un partido, sino la celebración de un país por la libertad», recalcó Bolsonaro, quien estuvo respaldado por su mujer, Michelle Bolsonaro, y un grupo de correligionarios en su casa de Río de Janeiro.

En materia de política exterior, el próximo jefe de Estado brasileño aseguró que «liberará» la Cancillería de relaciones con «tendencia ideológica» y recuperará el «respeto internacional» por el país sudamericano.

Antes de leer el «discurso de la victoria», como él mismo calificó, Bolsonaro oró delante de las cámaras de televisión junto a sus correligionarios, entre ellos el pastor evangélico Magno Malta, uno de sus más fieles seguidores. El senador Malta agradeció a Dios por «librar» a Brasil de los «tentáculos de la izquierda» y pidió ayuda para luchar contra la corrupción.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...