El TSJA ampara de nuevo a los colegios que segregan por sexo

Un auto deja en suspenso la orden que acaba con la educación diferenciada

La sección tercera de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha vuelto a imponer su ideología sobre la política educativa de la Junta. Un auto fechado el 5 de noviembre suspende de forma cautelar las órdenes dictadas por la Consejería de Educación que permiten a los centros concertados andaluces que segregan por sexo mantener ese modelo este curso con la condición de que lo cambien a partir del que viene. Estas órdenes afectan a 12 colegios financiados con fondos públicos.

Todos los centros impugnaron las órdenes de la Junta y pidieron al TSJA que frenara su aplicación hasta que se resolviera el asunto. Los tribunales han resuelto ya ocho de esos recursos y les han dado la razón a los centros para evitar "una situación difícilmente reversible". El auto que se conoció ayer afecta al colegio Albaydar de Sevilla, aunque las resoluciones de los jueces son similares en los demás casos.

Este argumento para suspender la decisión de la Junta, el habitual cuando se adopta una medida cautelar, hace pensar que los centros concertados que separan por sexo podrán seguir haciéndolo el curso que viene. La orden de Educación que prohíbe a los colegios concertados discriminar por razón de sexo tenía que haber entrado en vigor este curso, pero la Junta concedió una moratoria de un año. El hecho de que los jueces tengan la precaución de adoptar la medida cautelar supone que prevén que el recurso no va a estar resuelto en marzo, cuando se abre el plazo de escolarización.

"Si la sentencia que se dictase fuese favorable sería ineficaz al haberse verificado un cambio esencial en la identidad del centro, con los consiguientes efectos en orden a la matriculación de alumnos de ambos sexos, la inhibición de algunos padres a matricular a sus hijos el próximo año, y la posibilidad de que, caso de estimarse el recurso, habrían de salir del centro los alumnos de distinto sexo a los que tradicionalmente han sido admitidos, con el consiguiente perjuicio para unos y otros", exponen.

Aunque esta resolución no entra en el fondo del asunto, sí recoge algunas reflexiones que invitan a pensar que los magistrados están más cerca de la tesis de los centros que de la Junta: "No existe dato objetivo que determine qué perjuicio se causaría al interés general por el mantenimiento, por el momento, de la identidad del centro".

Tras conocer el auto, Educación aseguró que lo estudiará, pero avanzó que "mantendrá su defensa de la enseñanza mixta en la medida que lo permita el marco jurídico". El departamento que dirige Mar Moreno asume que el fin de la segregación por sexos se resolverá en los tribunales: "Esta resolución no es la primera ni será la última en esta materia", subraya el texto de la Consejería.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...