El tripartito de Oviedo lleva al pleno la adhesión a la Red de Municipios por el Estado Laico

Los grupos municipales de Somos, PSOE e IU llevarán este martes al pleno la adhesión de Oviedo a la Red de Municipios por el Estado Laico. Asegurando «respetar todas las creencias religiosas» han presentado la iniciativa por la que buscan atenerse al principio constitucional de que ninguna confesión tendrá carácter estatal. Si la moción prospera, Oviedo será la primera capital de provincia que se suma a la red.

A la rueda de prensa han acudido el concejal del PSOE Diego Valiño, la edil de Somos Isabel Bermejo, la concejala de IU Cristina Pontón, el presidente de Europa Laica Francisco Delgado y el presidente de Asturias Laica, José Luis Iglesias.

Para el edil socialista, la de hoy es «una buena noticia» por incluir a Oviedo en la red de ciudades laicas en un país que tiene la laicidad como «una asignatura pendiente». El concejal ha abundado en este argumento, celebrando que la tradicional Romería y posterior misa por San Mateo se haya apartado del programa oficial de las fiestas. «Hemos querido demostrar que cada uno es libre de acudir a actos religiosos, pero dentro de su esfera personal», ha explicado.

Por su parte, la concejala de IU Cristina Pontón ha incidido en que la Iglesia «debe tener su espacio separado del Estado». «Hay que seguir trabajando para que la Iglesia pague el Impuesto de Bienes Inmuebles en propiedades que no estén destinadas al culto», ha señalado.

Desde Europa Laica su presidente ha aplaudido que el Ayuntamiento haya decidido someter a votación una moción «controvertida» que ya generó conflictos en otros consistorios. Con esta iniciativa, iniciada en febrero, Europa Laica pretende lograr una «normalidad democrática» y «avanzar en que la laicidad es buena para toda la ciudadanía, tanto creyentes como no».

El presidente de Asturias Laica, por su parte, ha puesto el foco en el pago del IBI por parte de la Iglesia. «Es el mayor propietario de bienes inmuebles privado, debe pagar el que más tiene», ha asegurado, para después afirmar que la Iglesia es «una sociedad privada de creyentes que en este país goza de demasiados privilegios».

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...