El Tribunal Superior de Castilla y León falla a favor

Ahora, habrá de ser el Consejo Escolar del Matías Picavea el que decida sobre el futuro de estos crucifijos.

Otro de los grandes caballos de batallla entre religiosidad y laicismo en nuestro país se encuentra en la permanencia o no de símbolos religiosos en los lugares públicos. Una polémica que se ha mostrado con especial vehemencia en los colegios.
 
Esta misma semana, el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León emitió un fallo en el que considera que son los Consejos Escolares de cada centro los únicos competentes para decidir «el mantenimiento, retirada o colocación» de dichos símbolos religiosos en los colegios, aunque precisó que es posible la revisión de estas decisiones por parte del Gobierno autonómico, informa Efe.
 
La sentencia resolvía de este modo un recurso planteado por la Junta de Castilla y León ante la decisión del Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 1 de Valladolid sobre la demanda que planteó la Asociación Cultural Escuela Laica Vallisoletana (ACEL), que solicitó la retirada de los símbolos religiosos del colegio público Matías Picavea de la capital pucelana. Este juzgado indicó que la decisión de retirar o no los crucifijos correspondía a la Junta de Castilla y León, quien no contenta con el fallo, apeló a la instancia superior, que ahora ha dictado sentencia.
 
Ahora, habrá de ser el Consejo Escolar del Matías Picavea el que decida sobre el futuro de estos crucifijos. En principio, la decisión de este organismo será la de considerar que los mismos no ofenden ninguna sensibilidad, por lo que continuarán en su sitio y no serán retirados.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...