El Tribunal Penal Internacional para Ruanda condena a 25 años de cárcel a un cura católico declarado culpable de genocidio

El clérigo «tenía la intención de destruir» a los tutsis, según la sentencia

El cura Emmanuel Rukundo ha sido condenado a 25 años de cárcel por el Tribunal Penal Internacional para Ruanda (TPIR) tras declararle culpable de genocidio. "Los actos de Rukundo formaron parte del genocidio. Mientras cometía estos crímenes, tenía la intención de destruir […] el grupo étnico tutsi", ha declarado el juez Joseph Asoka de Silva al leer la sentencia del tribunal establecido en Arusha, Tanzania.

Según la sentencia, el cura, de 50 años, participó en abril de 1994 en la captura de un grupo de tutsis que se habían refugiado en un seminario en Gitarama (centro de Ruanda), junto con militares y milicias hutus interahamwe (los que matan juntos). La mayor parte de los tutsis fueron asesinados.

Además, el tribunal de la ONU ha encontrado culpable al clérigo de "agredir sexualmente" a una mujer tutsi que ha testificado este hecho en el juicio. Según la sentencia, el cura intentó violarla el 21 de mayo de 1994 en una de las habitaciones del Pequeño Seminario Saint Léon. El proceso contra Rukundo comenzó el 15 de noviembre de 2006, tras ser éste detenido en Suiza en julio de 2001.

El papel de la iglesia católica en el genocidio de Ruanda está rodeado de controversia. En el tribunal que ha juzgado a Rukundo han comparecido también dos otros curas católicos ruandeses: Athanase Seromba, condenado ya a cadena perpetua, y Hormisdas Msengimana, para quien el fiscal ha solicitado la misma condena. El último cura católico inculpado por el tribunal, el abad Wenceslao Munyeshyaka, será juzgado en Francia después de que el TPIR se declarase incompetente.En el genocidio de Ruanda murieron 800.000 tutsis y hutus moderados, muchos de ellos asesinados a machetazos en 100 días de 1994. El TPRI -corte gemela de la de Yugoslavia, aunque ésta tiene su sede en la Haya-, tiene el cometido de investigar y juzgar a los principales responsables.

El cerebro del genocidio fue condenado en diciembre de 2008 a cadena perpetua

La justicia internacional ya ha condenado a cadena perpetua a Theoneste Bagosora, ex coronel ruandés de 67 años, por haber orquestado el genocidio. "Es culpable de genocidio, crímenes contra la humanidad y crímenes de guerra", sentenció el Tribunal especial de la ONU para Ruanda. Se trató de un fallo histórico, la primera vez en la que alguien era condenado por organizar un genocidio. Los dos principales oficiales a sus órdenes han sido también sentenciados a pasar el resto de sus vidas en la cárcel.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...