El Tribunal de Estrasburgo acepta que se reexamine la sentencia sobre los crucifijos en las escuelas

El colegio de cinco jueces de la Gran Sala del Tribunal Europeo de Derechos Humanos ha aceptado hoy la petición del Gobierno italiano para que la sentencia del caso Lautsi contra Italia sobre los crucifijos sea reenviado a esta instancia.

El tribunal con sede en Estrasburgo (nordeste de Francia) sentenció el pasado mes de noviembre que la exhibición obligatoria de un símbolo religioso en aulas públicas restringe los derechos paternos a educar a sus hijos "en conformidad con sus convicciones".

Según la sentencia, el Estado debe "observar una neutralidad confesional en el contexto de la educación pública".

De este modo, el "caso de los crucifijos" será examinado por la Gran Sala del citado tribunal, compuesto por 17 jueces -no estarán presentes los que dictaron la sentencia, a excepción del italiano-, que se pronunciará de manera definitiva, no antes de un año.

Antes de ello, es previsible que se convoque una vista en la sede del Tribunal, en la que la defensa de la demandante Soile Lautsi y los abogados del Estado italiano puedan exponer sus argumentos antes de que los magistrados adopten su posición.

El presidente del Tribunal, Jean-Paul Costa, tiene la potestad de invitar a todo Estado parte del Convenio Europeo de Derechos Humanos o a toda persona interesada en la demanda a realizar observaciones escritas de cara a la celebración de la vista.

El fallo del caso Lautsi condenó a Italia por una violación del artículo 2 del Protocolo nº 1 (Derecho a la instrucción) examinado conjuntamente con el artículo 9 (Libertad de pensamiento, de conciencia y de religión) del citado Convenio.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...