El Tribunal Constitucional alemán permite a una maestra dar clases con chador

El Tribunal Constitucional alemán puso fin ayer a una sensible batalla jurídica que había envenenado las relaciones entre la numerosa comunidad musulmana y las autoridades del Land de Baden Wurtemberg. Una sentencia considera anticonstitucional la prohibición para usar el chador en clase que el ministerio de Educación del Land impuso a una maestra de enseñanza básica.

Por cinco votos contra tres, la máxima instancia jurídica del país dio la razón a Fereshta Ludin, una profesora nacida en Afganistán hace 31 años y que hace ocho adoptó la nacionalidad alemana. Hace cinco años, Ludin obtuvo plaza en una escuela de Stuttgart, pero nunca pudo impartir clases porque las autoridades le negaron el acceso a las aulas mientras usara el chador en la escuela. «El estado está obligado a mantener una estricta neutralidad en cuestiones religiosas. Por eso no puede aceptar el uso del chador en las escuelas», argumentaron.

La maestra recurrió a la justicia argumentando que el uso del chador «no es una manifestación política, sino una decisión privada. ¿Cómo puedo transmitir tolerancia -dijo- cuando las autoridades me obligan a negar mi identidad?».

Después de perder tres procesos, Fereshta Ludin recurrió al Tribunal Constitucional para defender un derecho que fue consagrado en la Constitución cuando el país no conocía el fenómeno de la migración.

Ayer, este órgano falló que el chador podrá seguir siendo usado en las escuelas alemanas mientras no exista una ley que lo prohíba. Las autoridades del estado de Hesse han anunciado ya que prohibirán el uso del chador en clase por ley, mientras que las de Baja Sajonia permitirán su uso.

Mientras, en Francia, dos hermanas han sido expulsadas temporalmente del liceo próximo a París en el que cursaban sus clase por negarse a quitarse el velo islámico y llevarlo «con ostentación».

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...