«El terrorismo se ha convertido en instrumento generador de islamofobia»

La Comunidad Negra en España recuerda que los africanos son las mayores víctimas de la violencia yihadista y rememora que en Nigeria, el mismo día del atentado en París contra ‘Charlie Hebdo’ murieron hasta 2.000 personas en ataques de Boko Haram

Boko Haram lleva meses utilizando a niñas para cometer atentados en Nigeria. Desde junio, se han producido al menos ocho ataques de estas características, que han dejado un balance de 58 muertos, incluidas nueve chicas y una mujer que provocaron uno de los ataques.

Algunos expertos consideran que el uso de suicidas es una especie de último cartucho que los grupos terroristas utilizan cuando están en una situación desesperada. Sin embargo, no parece una explicación que pueda aplicarse a Boko Haram a tenor de la cantidad de territorio que ha conquistado recientemente.

Esta práctica es una más de la amplia gama de recursos que los yihadistas emplean en Nigeria. Según algunas fuentes, el miércoles de la semana pasada, coincidiendo con el atentado en París a la revista Charlie Hebdo, hasta 2.000 personas murieron en el noreste del país africano en varios ataques perpetrados por los islamistas. Se calcula que Boko Haram, que lucha por imponer un estado islámico, ha dejado más de 15.000 muertos desde que comenzara su enfrentamiento con el ejército nigeriano en 2009.

«La comunidad africana, y negra muy en particular, somos las víctimas que más sufrimos el terrorismo yihadista, llámese atentado, guerra o invasiones, se produzca dónde se produzca», ha denunciado al respecto la Comunidad Negra en España, que engloba a varias asociaciones.

En una rueda de prensa este martes en Madrid, varios representantes de la comunidad han presentado un documento en defensa de los derechos humanos y la libertad de expresión. En el texto también expresan su «total condena y rechazo» a los atentados en Francia y muestran su «más profundo sentido de repulsa y desprecio por los malditos asesinos que han cometido esta barbarie».

Citando el ejemplo de Nigeria, el documento recuerda que la comunidad negra «ha sido y sigue siendo víctima durante más de 500 años de esclavitud, colonialismo y apartheid, en forma de redadas, terror y crímenes masivos». El escrito, suscrito por diversas asociaciones, ONG africanas, periodistas, dirigentes afroespañoles y líderes africanos, recuerda el caso de las niñas secuestradas por Boko Haram y lamenta que «ni el Gobierno de Nigeria ni el de Francia ni la Unión Africana han hecho nada al respecto».

«Debate sosegado»

En la presentación del texto, el presidente de la Confederación Panafricanista de España, Abuy Nfube, ha hecho un llamamiento a realizar un «debate sosegado» tras los ataques en París «para que se dé una respuesta adecuada» y que, de ese modo, los políticos «no mezclen conceptos para no confundir a la ciudadanía».

«El terrorismo se ha convertido en instrumento generador de islamofobia en manos de todos aquellos que buscan difundir el odio contra el islam y los musulmanes», critica el texto.

El documento también denuncia que una vez más, la respuesta institucional tras los atentados «no se dirige contra los yihadistas sino contra los negros, que son el 60% de los musulmanes de España, entre nigerianos y procedentes de Gambia, Mali, Senegal, Costa de Marfil, Guinea Bissau, Camerún, Ghana…».

Por último, Nfube ha cuestionado la eficacia de las medidas antiterroristas que plantea el Ejecutivo español y ha lamentado que «las ONG sin presencia en la comunidad sean las portavoces del Gobierno». «Hay que sentarse con las asociaciones de inmigrantes y la ciudadanía para que todos se vean como parte de la solución», ha aseverado.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...