El Supremo absuelve al juez que se negó a celebrar vistas ante el crucifijo

El Tribunal Supremo italiano ha anulado la condena a siete meses de cárcel y la suspensión del ejercicio de la carrera al juez Luigi Tosti, quien suspendió tres audiencias porque había un crucifijo en la sala, informaron hoy los medios de comunicación italianos. El Supremo italiano consideró que el juez no cometió el delito de "omisión en acto de servicio e interrupción del servicio público " por la que había sido condenado en mayo de 2007 por el Tribunal de Apelación de la provincia de L 'Aquila (centro), ya que las audiencias previstas fueron celebradas por otro magistrado .

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...