El Salvador: “Decir que la lectura de la Biblia va a disminuir la delincuencia es engañar al pueblo”

No es la primera vez que en el Salón Azul se discute el tema de la obligatoriedad de leer la Biblia en las escuelas del país. No es la primera vez que hay planteamientos de apoyo y de rechazo a esta medida. De hecho, a finales del año pasado la comisión de Educación y Cultura de la Asamblea Legislativa invitó a varios sectores religiosos, así como la opinión del Ministerio de Educación en torno a este tema.

El diputado Yohalmo Cabrera, del FMLN, quien es parte de la comisión, recuerda la postura del partido oficial, del ministerio y de algunos sectores religiosos del país. Además, asegura que decirle a la población que la Biblia podría disminuir la delincuencia es un “planteamiento mediático” y lo califica como un “engaño.

El legislador afirma que la educación en el país es laica y es responsabilidad solo de la Iglesia promover la espiritualidad y los principios de este tipo.

Esta no es la primera vez que se propone el estudio de la Biblia en las escuelas del país, ¿cuál es su opinión sobre esto? Entiendo que lo estuvieron estudiando en la comisión de educación…

Nosotros como grupo parlamentario tenemos opinión sobre eso. Hay expedientes ahí ya de mucho tiempo que están en la comisión de cultura y educación. El asunto es que en nuestra opinión, y esa es la opinión del Ministerio de Educación también, el derecho a libertad de culto está establecido en la Constitución. Es un derecho universal incluso. No es solo del país.

¿Violentaría eso la Constitución?

Sí, la lectura de la Biblia obligatoria atentaría con el derecho a la libertad de culto de los padres de familia, de los alumnos y de los maestros. Esa libertad que tienen de la preferencia, de su creencia de la religión. En ese sentido, no procede en nuestra opinión. Y eso lo plantea también el Ministerio en los informes que nos ha enviado, pero hay otro dato, la Federación de Colegios Católicos de El Salvador (FEDEC) ha planteado que la lectura de la Biblia no puede ser impuesta, eso es lo que ellos dicen, porque Dios no impone. Además es a la Iglesia a la que le corresponde esa potestad, esa misión espiritual y no es a la escuela. Entonces hay bastante base filosófica, legal, constitucional, de jurisprudencia que eso en un Estado moderno no procede, eso es propio de la Edad Media, por eso se habló allá del derecho divino.

¿Y qué opina de argumento del PCN de que esto ayudaría a resolver el problema de la delincuencia?

Eso es más bien un planteamiento mediático de llamar la atención, porque el problema de la delincuencia tiene raíces profundas, es un problema estructural, donde hay que ver una serie de circunstancias que hay que ir corrigiendo en el país. Entonces no se va a resolver con la lectura de la Biblia, sería eso una engaño al pueblo querer plantear eso. La lectura de la Biblia es buena, pero no es potestad de la escuela promover la lectura de las Sagradas Escrituras porque la educación es laica y eso corresponde a la Iglesia, el promover los principios y los valores religiosos.

Pero se hablaba que puede hacer tarea de prevención, porque así los niños y jóvenes al tener acceso a la Biblia a esa edad, podrán ser mejores adultos, es más bien una propuesta de prevención…

Es que la espiritualidad, los principios y los valores que desde la Iglesia se pueden promover son buenos y eso es prevención. Lo que ocurre es que la escuela no puede asumir esa función porque no es función de la escuela. La educación es laica y el derecho de libertad de culto lo estaríamos violentando si nosotros impusiéramos la lectura de la Biblia; es decir, no estaríamos preservando el principio de libertad del ser humano, de creer y de preferir una determinada religión.

Hace unas semanas tuvieron a unos pastores evangélicos en la comisión de educación, donde sentaron su postura, ¿es similar a la de los colegios católicos o distan un poco?

No es que la comisión de cultura y educación  ha hecho varias consultas y hay iglesias evangélicas, iglesias católicas y la Federación que han hecho este planteamiento que yo le acabo de explicar. Hay otros que tienen otras opiniones.

¿Cuáles son los planteamientos?

Hay algunos de las iglesias evangélicas de varias denominaciones que también plantean igual que la católica y la Federación de Colegios Católicos de El Salvador que la lectura de la Biblia no se puede imponer porque no puede normarse u obligarse en las escuelas porque esas son funciones que corresponden a pastores y los líderes religiosos.

Y hay quienes señalan que el Estado es Laico y así debe mantenerse, sino sería un retroceso…

Pues sí, es que eso viene de la Edad Media, de la influencia de la Iglesia en la educación, en el poder del Estado y todo eso. Esa sería en mi opinión, regresar a una situación en donde la Iglesia era la que tenía el control, la hegemonía, influía digamos en las cosas terrenales. Estas son cosas espirituales y el ser humano tiene derecho, es un principio universal del derecho a la libertad de culto. No se puede normar eso, no se puede imponer cómo debe usted creer o qué es lo que debe de leer, o cómo debe interpretarlo en el tema de la Biblia.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...