El rey se inclinó de nuevo ante el nuncio del Papa, que habló como decano del cuerpo diplomático

«España es una gran nación caracterizada por una voluntad de concordia». El Nuncio en España, Renzo Fratini, señaló este mediodía ante el Rey y el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que «España es una realidad a la que no se puede ni se debe renunciar».

Fratini hizo estas declaraciones durante su discurso en la recepción de los Reyes al cuerpo diplomático, del que el Nuncio papal es decano. En sus palabras, Fratini destacó «la manera de contribuir a la construcción de un mundo mejor por parte de esta gran nación, siempre caracterizada por una voluntad de concordia», reconociendo su «preocupación» durante estos meses.

Sin mencionar expresamente a Cataluña, el representante del Papa en España abogó por «la unión entre cuantos la conforman buscando el bien común», y mostró su satisfacción por «la comprobación del fortalecimiento de las instituciones que garantizan en democracia las libertades y derechos de todos los españoles».

Fratini también ha destacado «el relevante lugar que ocupa España en el concierto de las naciones, compartiendo en la UE objetivos y una misma visión del mundo», recordando las palabras del Papa ante el cuerpo dipolomático en las que defendía que «el reclamo a los derechos de todo ser humano debe tener en cuenta que cada uno es parte de un cuerpo más grande«.

El embajador del Vaticano ha confiado en que de la mano del rey, España «vaya consolidando sus altas metas y entre las naciones contribuya también a la vocación común de los pueblos«, al tiempo que ha felicitado a Felipe VI por su 50 cumpleaños, así como al Rey emérito, que acaba de cumplir los 80.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...