El reelegido rector de la Universidad Nacional Autónoma de México, Enrique Graue, defiende una universidad pública y laica con responsabilidad social, transparencia, tolerancia y pluralidad

Tras haber sido reelecto para un segundo periodo como rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), para el periodo 2019-2023, Enrique Graue Wiechers, sus principales retos a atender son la inseguridad en los planteles universitarios, obtener un mayor presupuesto para el 2020, defender la autonomía universitaria y garantizar la equidad de género al interior de la institución.

De acuerdo con los diagnósticos presentados en sus propuestas de los tres candidatos que compitieron por la rectoría y la opinión de especialistas de la UNAM, la inseguridad en los entornos universitarios es de los retos pendientes que afrontará para su nuevo periodo Graue, ya que es “el mayor y más justo reclamo” de los universitarios, por lo que tendrá que tomar las previsiones necesarias hasta conseguir erradicar el narcomenudeo en los distintos planteles universitarios.

Otro reto es eliminar el porrismo en los planteles de bachillerato, cabe recordar que en septiembre de 2018 un grupo de “seudoestudiantes” agredió a estudiantes del CCH Azcapotzalco, lo cual tuvo como consecuencia que varios planteles se fuera a paro y se realizara una gran marcha en demanda de la expulsión de estos grupos de la casa de estudios.

El profesor e investigador de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales y de la Facultad de Estudio Superiores (FES) Aragón, Hugo Sánchez Gudiño, en entrevista que se publicó en 24 HORAS, señaló que el tema de la inseguridad en la universidad no es ajeno de lo que pasa en todos el país, “porque no solamente es un reto de la Universidad sino de toda la sociedad”.

Otro de los desafíosnes acabar con los delitos de violencia de género que alumnas sufren en los planteles de la universidad que han sido denunciado y han llevado a distintas protestas de colectivos feministas.

En su proyecto de trabajo para la gestión 2019-2023, Graue menciona que “la experiencia adquirida me permite trazar metas con mayor confianza; tengo claros los logros obtenidos, los retos pendientes y lo que se debe y puede innovar y mejorar”.

Asimismo, el rector se comprometió a moderniza la labor administrativa de la máxima casa de estudios, estimó que se requiere del constante diseño, instauración, mantenimiento y evaluación de programas que simplifiquen los procesos académico-administrativos y laborales, y que apoyen una gestión dinámica y transparente.

Enrique Graue sostuvo antes de la elección que, de repetir en el cargo, defenderá los principios que rigen a la UNAM, entre ellos, ser una universidad pública, laica, con responsabilidad social y comprometida con la transparencia, tolerancia y pluralidad.

También deberá garantizar la autonomía de la máxima casa de estudios, al respecto Graue aseguró que el gobierno de la Cuarta Transformación no tendrá injerencia en la vida de la UNAM, porque el propio presidente Andrés Manuel López Obrador está convencido de la fortaleza de la autonomía universitaria.

Propuestas de Graue para su segundo rectorado

Los exámenes de admisión continuarán en la máxima casa de estudios

Aumentar la matrícula de estudiantes

Vincular a la UNAM con la industria

Mejorar la infraestructura de los planteles universitarios

Continuar reforzando el programa de transporte seguro de los planteles del bachillerato y de las unidades multidisciplinarias y foráneas

Extender y fomentar los programas de capacitación para el personal de vigilancia con temas relacionados con los derechos humanos

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...