El reaccionario Cañizares, amante de la ostentación, ahora exhibe desvelo por los pobres

El arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, ha propuesto vender algunos bienes patrimoniales de la Iglesia, entre otras medidas, para atender a los pobres. El cardenal, que ha engordado con su cómoda posición en la derecha eclesiástica española y que fuera con Benedicto XVI Prefecto de la Congregación del Culto Divino y la Disciplina de Sacramentos, se muestra ahora preocupado por los más desfavorecidos. ¿Un gesto para congraciarse con el Papa Francisco?

Propone ceder viviendas a pobres y víctimas de malos tratos
No tendrá fácil Cañizarez borrar de un plumazo su imagen de cardenal comodón, amante de ostentosas ceremonias litúrgicas donde lucía magna capa; una imagen que no casa nada bien con la sencillez del Papa Francisco.

Ahora resulta que Cañizarez quiere, según ha dicho, dedicarles el 10 % de los presupuestos de la Diócesis de Valencia a los pobre, e, incluso, compartir viviendas para ayudar –entre esas muchas propiedades de la Iglesia exentos de IBI- a madres solteras, embarazadas y víctimas de malos tratos. ¡Cuánta generosidad!

Caridad
En una carta pastoral dirigida a la archidiócesis de Valencia, según EFE, el cardenal recuerda que se abre “un gran panorama para ejercitar la señal que identifica a los cristianos: la caridad” y agrega: “Habremos de poner todo nuestro empeño en la imaginación y la creatividad de la caridad”.

Cañizares, colaborador asiduo de La Razón, llama a “ser samaritanos en medio de las nuevas pobrezas”, ante la “grave y dolorosa situación social y económica por la que atraviesa Valencia”, y señala que los cristianos y las instituciones de Iglesia están “en la vanguardia de mostrar verdaderos signos de caridad y justicia”.

Lo que predicaba, no hace mucho
Como si no tuviera pasado. El cardenal, en el sector eclesiástico español más reaccionario, no se cortaba en sus ataques cuando gobernaba el PSOE y afirmaba que “la humanidad se encuentra en una de las revoluciones más insidiosas de su historia, en las que no se sabe lo que es bueno y lo que es malo”, o que “es peor abortar que abusar de niños”.

Tampoco tuvo reparos en afirmar que el Estatuto de Cataluña es “una puerta abierta a la poligamia y a la poliandria y dejando también una puerta al incesto”, que “vulnera derechos fundamentales y el derecho de los padres en educar a sus hijos no están garantizados”.

Su gusto por bodas ostentosas
Un obispo más apegado a los poderosos que a los pobres. En 2009 casó a la hija de El Pocero, Francisco Hernando. Una celebración “íntima y familiar”, con 150 invitados, entre los que estaba Enrique Cerezo y Fernando Fernández Tapias.

Más recientemente, ofició la boda del hijo del fallecido presidente del grupo Planeta, Jose Manuel Lara Bosch, y la hija del director general de Indra, Manuel Brufau y sobrina del presidente de Repsol, Antonio Brufau; una ceremonia a la que acudieron unas 700 personas en el recinto ferial de Montjuïc, entre ellos el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, y varios ministros, además de muchas otras personalidades de la vida pública.

Un lavado de imagen, como el de Rato
Cañizares, como Rodrigo Rato, busca ahora un sitio en los altares del bien. ¿Quién es capaz de encajar la imagen del expresidente de Bankia como voluntario de una congregación religiosa para repartir comida en comedores sociales. Pues bien, lo hemos conocido recientemente, el exministro ha pasado un curso de las hijas de la Caridad para servir comidas en el centro San Vicente de Paul de Madrid a los más desfavorecidos. Un lavado de imagen que no deja de ser una ironía. Lo mismo que el repentino interés del cardenal Cañizares por los pobres.

Antonio Cañizares, durante la ostentosa ceremonia de ordenación de dos sacerdotes celebrada en el Instituto de Cristo Rey Sumo Sacerdote, en Italia luciendo una magna capa. (Foto: Instituto de Cristo Rey Sumo Sacerdote)

Antonio Cañizares, durante la ostentosa ceremonia de ordenación de dos sacerdotes celebrada en el Instituto de Cristo Rey Sumo Sacerdote, en Italia luciendo una magna capa. (Foto: Instituto de Cristo Rey Sumo Sacerdote)

 

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...