El PSOE propone quitar la Religión evaluable

Ha presentado una proposición en el Congreso con varias medidas aplicables al sistema educativo.

El PSOE ha presentado una proposición no de ley sobre medidas de urgencia en el sistema educativo en el Congreso de los Diputados, en la que pide derogar el Real Decreto 310/2016, de 29 de julio, por el que se regulan las evaluaciones finales de Educación Secundaria Obligatoria (ESO) y de Bachillerato, y evitar la doble titulación al acabar el curso de 4º de la ESO.

Además, los socialistas apuestan por recuperar la diversificación curricular (prolongación del Programa de Mejora del Aprendizaje y Rendimiento) en 4º de la ESO con la posibilidad de titulación, así como posibilitar la titulación de quienes sigan los programas de Formación Profesional Básica.

La iniciativa del Grupo Parlamentario Socialista, que ha sido recogida por Europa Press, ha sido registrada para su debate en Pleno, y pide también suspender «con carácter inmediato» la posibilidad de que la asignatura de religión pueda ser evaluable y que su calificación «pueda tener cualquier tipo de repercusión académica».

Por otro lado, el PSOE reclama a la Cámara Baja que solicite al Gobierno en mantenimiento de la actual Prueba de Acceso a la Universidad (PAU) con el objetivo, según explican los socialistas, de «que se sigan garantizando las condiciones de igualdad y seguridad jurídica en el acceso a la universidad de todos los estudiantes».

Eliminar el modelo de nombramiento de directores que establece la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE) y restituir las competencias de los consejos escolares es otra de las medidas que el Grupo Socialista quiere poner en práctica de forma inmediata para el próximo curso escolar.

Asimismo, los socialistas quieren «garantizar que no se produzcan nuevos recortes»en la educación pública, así como recuperar «los recursos materiales y humanos destinados a la misma». También el PSOE quiere «restituir los ratios, horarios y condiciones de trabajo para todo el profesorado previas al Real Decreto Ley 14/2012, de 20 de abril, de medidas urgentes de racionalización del gasto público en el ámbito educativo».

El grupo socialista pide convocar de manera «inmediata» a la Conferencia Sectorial de Educación con los responsables del ramos de las comunidades autónomas, para acordar la aplicación de las medidas propuestas y «definir todas aquellas de urgencia en la aplicación y desarrollo de la LOMCE».

En su texto, el PSOE hace hincapié en que la LOMCE es una ley «rechazada por la comunidad educativa y por los grupos parlamentarios» del Congreso, y ha defendido que la aplicación de esta ley en los centros «exige ciertas reparaciones de urgencia antes de que el daño» al sistema educativo «sea irreparable y que los perjuicios causados al futuro de muchos jóvenes sean insalvables».

DEBATE SOBRE EDUCACIÓN

El debate sobre educación es uno de los que se mantiene vigente en España en cada legislatura. Aunque los partidos se han comprometido a buscar un acuerdo que pueda tener continuidad, las posturas en algunos aspectos siguen siendo lejanas. En el caso de la presencia de la religión en la escuela, sin embargo, la mayoría de los partidos rechaza el estatus actual y se han presentado otras fórmulas.

La Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (Lomce), aprobada con la mayoría parlamentaria del PP en 2012, fija la religión confesional como de elección voluntaria, evaluable y computable para el expediente académico, con una asignatura alternativa de valores para quien no curse aquella en la enseñanza obligatoria.

En las pasadas elecciones, casi todos los partidos proponían redefinir el papel de la asignatura de religión que fija la ley actual. Podemos defendía que la escuela pública no debe ser el lugar para adoctrinar, sino enseñar la religión fuera del dogma, como parte fundamental de la historia y de su influencia en la civilización. Ciudadanos defiende una escuela pública laica “desde el respeto y garantía del derecho” de los padres a la formación religiosa y moral que quieren para los hijos, según dice este partido. Propone este partido una materia específica sobre la historia de las religiones, que ya existía en la LOE como optativa. “Como materia de contenido exclusivamente cultural, no confesional, debería ser impartida a todos los alumnos”, apunta Ciudadanos. El PNV ha apoyado la propuesta de sacar la religión del currículum y que no sea una materia obligatoria ni evaluable en cualquier caso.

LA ENSEÑANZA DE RELIGIÓN EVANGÉLICA EN ESPAÑA En España, además de la religión católica, se imparte clase de religión evangélica a 15.556 alumnos en casi todas las comunidades autónomas. Desde este año se impartirá también clase de religión musulmana, en base a los acuerdos de cooperación firmados con las confesiones evangélica, judía y musulmana en 1992.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...