El PSOE pide cambios en la nueva tasa de reciclaje para que la Iglesia también pague

El portavoz en la Diputación asegura que esta exención es ilegal y que si el Consorcio publica la tasa como está, la intención es recurrirla

El PSOE en la Diputación quiere que se modifique la nueva tasa de tratamiento de residuos que se empezará a cobrar desde este semestre a los vecinos de Ávila para que la Iglesia también pague la cuota, no en vano, tal y como sucede con el recibo por la recogida de basuras en la ciudad, «los centros religiosos que se dedican al culto, como son las iglesias o los conventos, están exentos de hacerlo».

Lo asegura el portavoz del grupo en la institución provincial, Tomás Blanco, quien sostiene que esta exención «es ilegal» porque «la ley solo exime a los centros de culto de pagar el Impuesto de Bienes Inmuebles». El PSOE llevará al próximo Pleno la modificación de la tasa porque de publicarse tal y como está, su intención es recurrirla ante los tribunales. «Tiene que pagar todo el mundo, es injusto que se cobre a los ciudadanos de Ávila y que haya privilegiados que no paguen», indicó.

Tomás Blanco explicó que hace unos días el Consorcio Provincial de la Zona Norte -de quien depende la nueva tasa- aprobó, al menos con el voto en contra del PSOE, que el criterio para asignar quien paga y quien no sea el del Ayuntamiento de Ávila, algo con lo que no está de acuerdo porque «la competencia es nuestra». El socialista recordó que esta nueva tasa por el tratamiento de residuos, aprobada a raíz de la deuda que mantiene el Consistorio de la ciudad con el Consorcio, ha establecido las tarifas a aplicar en función de la tasa vigente de recogida de basuras en Ávila, de modo que también se ha trasladado a la nueva tasa que los centros destinados a culto queden exentos del pago.

Para el portavoz del PSOE en la Diputación el Ayuntamiento de Ávila y su responsable de Economía «pueden hacer lo que quieran, pero en la Diputación se cumple la ley y debe pagar todo el mundo» porque, añadió, de lo contrario serán los vecinos de Ávila o el resto de pueblos los que lo asuman. Blanco fue más allá y pidió también que el criterio de las tarifas sea más justo, no en vano no comprende que «los organismos oficiales hasta 200 metros paguen 288 euros y los centros deportivos, recreativos y religiosos, excepto los dedicados al culto, pagarán desde 20 euros». Con todo, los cambios que se piden entrarían a vigor a partir de 2013, porque para este semestre ya no es posible.

En el próximo Pleno también pedirán a la Diputación que exija al Ayuntamiento de Ávila el pago de la deuda con el Consorcio.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...