El PSOE incluye en su programa la posible reforma de la Ley de Libertad Religiosa a partir de 2010

La cuestión no se mencionaba en el borrador de programa que se envió a la Conferencia Política del pasado fin de semana

El PSOE ha incluido en su programa electoral para las generales del 9 de marzo la posibilidad de acometer una reforma de la Ley Orgánica de Libertad Religiosa a partir de 2010, coincidiendo con el 30 aniversario de su entrada en vigor, explicó a Europa Press el representante de la corriente Izquierda Socialista y candidato del PSOE por Granada, José Antonio Pérez Tapias.

Pérez Tapias precisó que este compromiso se incluyó en el programa durante la Conferencia Política celebrada el pasado fin de semana, a raíz de una enmienda suya que pedía al PSOE el compromiso de "promover el consenso necesario" para reformar la ley para garantizar la libertad religiosa. Finalmente, la Conferencia aprobó una enmienda transaccional que se compromete a iniciar el proceso de reflexión a partir de 2010.

El borrador de programa que se presentó a la Conferencia Política no incluía ninguna mención a este asunto, aunque sí a la protección de la libertad religiosa y a la necesidad de profundizar en la neutralidad del Estado hacia las confesiones religiosas y en la separación entre Iglesia y Estado. La dirección socialista, que prevé presentar la próxima semana la forma definitiva de su programa electoral, no ha difundido aún la redacción final de este punto.

El texto final, precisó Pérez Tapias, apuesta por trabajar a partir de 2010 en la generación de un consenso para que, si se considera necesaria una nueva ley, tenga el mismo grado de consenso que la actual y parta del diálogo con las distintas confesiones religiosas.

A juicio de la corriente Izquierda Socialista -uno de cuyos portavoces es Pérez Tapias–, una reforma adecuada de la Ley de Libertad Religiosa allanaría el camino para la revisión, en el futuro, de los acuerdos con la Iglesia católica, algo que Izquierda Socialista no ha planteado para el programa electoral pero que sí forma parte de sus argumentos de fondo.

"Buscando avanzar hacia una laicidad más consecuente, el PSOE, en el programa electoral aprobado por la Conferencia Política recientemente celebrada en Madrid, contempla la necesidad de acometer la reforma de la Ley Orgánica de Libertad religiosa, a los treinta años de su entrada en vigor", afirma Pérez Tapias, número cuatro del PSOE al Congreso por Granada, en un artículo publicado hoy en "La Opinión de Granada".

Esta reforma, prosigue, "será un primer paso hacia la actualización de nuestras leyes al respecto, profundizando en la democracia y atendiendo a una realidad social de pluralismo religioso muy distinta de la existente a finales de los setenta". Para ello, añade, "habrá que trabajar intensamente en la búsqueda del consenso necesario con las distintas fuerzas políticas" y entablar un diálogo con las distintas confesiones religiosas.

Pérez Tapias, doctor en Filosofía y licenciado en Teología y colaborador habitual del grupo Cristianos Socialistas, considera "urgente" que el principio de laicidad opere "no sólo como principio jurídico-político que encuentra plasmación en la separación entre el Estado y las iglesias, sino también como principio de convivencia de todo punto imprescindible para una sociedad plural".

Tras criticar la actitud que está manteniendo la cúpula de la Iglesia Católica, señala que la aconfesionalidad del Estado que establece la Constitución no es "un definitivo punto de llegada si bajo ella tienen cabida las prácticas eclesiásticas que estamos viendo", sino que "es necesario avanzar hacia una laicidad coherente con lo que la democracia supone y exige" con el fin de "evitar las regresiones que las derechas eclesiástica y política están promoviendo". En esa línea, argumenta, va el programa electoral socialista.

En este sentido, explica que un partido de izquierdas debe proponerse defender la libertad y la igualdad, frente a quienes pretenden "mermar las libertades" con su "pretensión de mantener privilegios para una determinada confesión religiosa" y añade que el laicismo no es "antirreligioso" pero sí lo contrario del "confesionalismo, que consiste en el mantenimiento de privilegios por parte de una confesión religiosa, a la sombra de sus connivencias con poderes no democráticos o a través de sus intromisiones ilegítimas en el ámbito de lo político".

Presionar para imponer una determinada moral o unos privilegios "es lo que sigue haciendo un significativo sector de la Iglesia católica, a través de destacados obispos y con el respaldo, parece ser, del Papa Benedicto XVI", añade.

Pérez Tapias se refiere también a las palabras del portavoz de la Conferencia Episcopal, monseñor Martínez Camino, a quien acusa de hacer una "instrumentalización de todo lo relacionado con el terrorismo, vertiendo calumniosas insidias al decir que el PSOE ha dado a ETA trato de interlocutor político, lo cual de ninguna manera ha sido así, y todo ello con voluntad clara de decantar el voto de los católicos hacia la derecha a través de tan grosera manipulación de los hechos".

"Por mucho que el alambicado lenguaje de los obispos intente mantener la apariencia de un equilibrio que de hecho no existe, estamos ante un salto cualitativo por parte de una jerarquía eclesiástica que se alinea con el PP, en clara intromisión confesionalista en el juego democrático de una forma que de ninguna manera debía darse en un Estado democrático de derecho", concluye.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...