El PSOE impulsará la modificación de la ley de Aznar de 1998 que permite a la Iglesia apropiarse de bienes ajenos

Los obispos han registrado a su nombre fincas, casas y todo tipo de propiedades amparándose en esta normativa

La Iglesia lleva a cabo desde hace décadas apropiaciones de templos, fincas, casas, parques, jardines, frontones y campos de cultivo que no han sido registrados con anterioridad. En la esfera jurídica se conoce esta práctica como inmatriculaciones. Fueron facilitadas por el Gobierno de Aznar en 1998. Ahora, podría empezar a moverse algo en el Congreso, donde el presidente de la Comisión de Justicia, el socialista Álvaro Cuesta, ha prometido que trasladará el asunto a todos los grupos políticos, al ministerio de Justicia y a la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP).

El reglamento hipotecario establecido por el Gobierno popular de José María Aznar en 1998 otorgó a la Iglesia la misma potestad que al Estado, las provincias, los municipios o las instituciones de derecho público para hacer suyas propiedades no registradas.

La reunión con la plataforma navarra
El presidente de la Comisión de Justicia, el socialista Álvaro Cuesta ha prometido plantear el tema en los canales políticos, tras reunirse ayer con miembros de Plataforma en Defensa del Patrimonio Navarro, que ha denunciado la apropiación por parte de la Iglesia de 1.087 inmuebles en 117 de esa comunidad.

Se impide a los vecinos su disfrute
La plataforma ha explicado que los vecinos de esos pueblos se han encontrado con que no podían seguir usando inmuebles dedicados en muchos casos a servicios para la comunidad, porque la Iglesia se lo impedía al haberlos registrado a su nombre.

Una posibilidad en la Ley de Presupuestos de 2012
El diputado socialista ve posible una modificación legal a incluir en la Ley de Presupuestos de 2012, porque no habría tiempo para una específica antes de que acabe la legislatura, para cambiar el reglamento hipotecario, según EFE.

La apartada ley de libertad religiosa
Sería un nuevo intento por parte del Gobierno de parar los pies a la Iglesia en este asunto. Lo intentó con la ley de libertad religiosa que tuvo que aparcar el año pasado por falta de consenso. En un borrador de aquella normativa se trataba de corregir el privilegio que le concede a la Iglesia la Ley Hipotecaria y su reglamento, según El País.

Ampliar la laicidad
Según afirmó el presidente de la Comisión de Justicia en el Congreso, a pesar de que la Constitución dice que España es un Estado aconfesional, a su juicio, es un estado “laico”, que debe “ampliar su laicidad”. Un objetivo, que, puntualizó, ha tenido el Gobierno, que ha chocado con la falta de consenso político.

La casa del cura en Aranguren
Este viernes, El País publica otro caso de inmatriculaciones por parte de la Iglesia. En la localidad de Aranguren, el obispado navarro puso a su nombre en 1981 la casa del cura, que habían construido los vecinos y que ya estaba inscrita desde 1929 a nombre del consejo. En 2007, por casualidad, el Gobierno local comprobó en el registro que el obispado había inmatriculado un terreno junto al cementerio, la iglesia y, también, la casa del cura. Esta tenía doble propiedad. El asunto no llegó a los tribunales porque después de dar la batalla, la Iglesia, en mayo pasado, la cedió al Ayuntamiento.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...