El PSOE engrasa su laicismo

Los socialistas reiteran su voluntad de retirar de la Constitución la mención a la Iglesia y denunciar los Acuerdos

Vive el PSOE días de tribulación, donde casi todo está en el aire y su actuales líderes lo pueden ser de quita y pon, tras sendos y consecutivos resultados electorales que reflejan el desencanto de la ciudadanía con esta opción política. Sin embargo, permanece inmutable el acento anticlerical, por más que quieran revestirlo con el tono academicista de los cursos de verano de la Universidad Complutense de Madrid.

Organizado por la Fundación Pablo Iglesias, del 11 al 15 de julio en la localidad madrileña de San Lorenzo de El Escorial participaron los principales dirigentes del PSOE para hablar de “Estado, política y religión”.

“Vamos a analizar hasta qué punto se cumple el principio de la neutralidad religiosa en la acción política y en el Estado. Tenemos una serie de reivindicaciones políticas en relación al artículo 16 de la Constitución… Se ha avanzado mucho, pero queda mucho para lograr una política y un Estado verdaderamente laicos”, señala a Vida Nueva el director del curso, Rafael Simancas.

Y aunque lo apuntaba el mismo día de inauguración del curso, la reflexión final sobre todas esas cuestiones ya parecía estar hecha, según se desprendía de sus declaraciones a esta revista: “El PSOE, ya en el debate constitucional, se opuso a esa mención explícita en la Constitución, porque no es necesaria”.

Como tampoco le parece que hoy haya una neutralidad del Estado con respecto a la Iglesia católica: “En determinadas cuestiones no del todo –afirma–. Por ejemplo, no estamos de acuerdo en que en el marco del currículo educativo y escolar haya una asignatura doctrinal; no estamos de acuerdo con que haya determinadas exenciones tributarias a las confesiones religiones, a todas en general, porque todas tienen que tener el mismo tratamiento; hace falta un protocolo civil para ceremonias, símbolos y actos públicos. En este tipo de cuestiones aún se puede avanzar y tenemos un borrador de una nueva ley orgánica de libertad religiosa que vamos a discutir aquí”.

“No se puede meter en un armario a las religiones”

Juan Carlos González, coordinador del grupo federal Cristianos Socialistas del PSOE, era una especie de rara avis en este curso de verano, como su grupo lo es dentro del partido. Él no cree que sigamos viviendo en un Estado confesional y revindica que “la laicidad no puede ser expresada ignorando el hecho religioso. Al contrario, hay que ponerlo en valor en la sociedad como un elemento positivo que contribuye a reforzar y hacer más real la democracia. No se puede seguir expresando la modernidad como si eso fuese igual a meter en un armario a las confesiones religiosas”, señala a Vida Nueva antes de intervenir en una mesa redonda.

___________

Imagen: Rafael Simancas (izqda.) y César Luena, en el curso de El Escorial

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...